Reuters internacional

El Banco Central de Argentina en el distrito financiero de Buenos Aires, dic 16, 2015. Los bonos a corto plazo que el Banco Central ha emitido por meses a elevadas tasas seguramente controlen la elevada inflación de Argentina, pero podrían convertirse en un dolor de cabeza para la entidad a la hora de cancelar los vencimientos con unos intereses que podrían volverse impagables. REUTERS/Marcos Brindicci

(reuters_tickers)

Por Walter Bianchi y Jorge Otaola

BUENOS AIRES (Reuters) - Los bonos a corto plazo que el Banco Central ha emitido por meses a elevadas tasas seguramente controlen la elevada inflación de Argentina, pero podrían convertirse en un dolor de cabeza para la entidad a la hora de cancelar los vencimientos con unos intereses que podrían volverse impagables.

El nuevo Gobierno de Mauricio Macri espera que lleguen fuertes inversiones al país tras acabar la semana pasada con un default de 14 años, pero por el momento la economía doméstica mantiene fuertes desequilibrios como el alto déficit fiscal y la galopante inflación.

Debido a las renovaciones y el pago de intereses, la cantidad de bonos domésticos del Banco Central -usados para regular el dinero circulante- se incrementa semana a semana, lo que obliga a la entidad a colocar "letras" adicionales para evitar imprimir dinero, que alimentarían aún más las alzas de precios.

Algunos expertos y operadores consideran incluso que el Banco Central podría verse obligado a canjear esas letras de emisión semanal, conocidas como "Lebac", por títulos atados al dólar. Oficialmente, lo descartan.

El Banco Central podría optar por emitir otro título "en consenso con los bancos, para trasformar ese stock de 'Lebac' en un título en dólares o 'dollar linked' (vinculado al tipo de cambio)", aprovechando un exceso de dólares, dijo José Dapena, director de la Maestría de Finanzas de la Universidad UCEMA.

El monto actual en circulación de las letras "Lebac" asciende a unos 517.000 millones de pesos (unos 36.155 millones de dólares), con una tasa media del 34,5 por ciento y una duración promedio de 50 días.

Esta misma semana, en la última licitación, la entidad monetaria avaló nuevamente tasas del 38 por ciento en el corto plazo.-27

"Esta mochila financiera de las 'Lebac' no sólo dificulta la aplicación de la política monetaria, sino que siembra duda en relación a sus resultados futuros", señaló la consultora Economía y Regiones en un reporte.

Según la consultora Delphos Investment, los vencimientos de bonos alcanzan entre abril y mayo del 55 al 60 por ciento de la base monetaria del país.

Sin embargo, las autoridades del Banco Central han reafirmado su objetivo primordial de combatir la inflación, que analistas privados estiman podría superar el 30 por ciento este año.

"La tasa de interés marca cuán dura es la política monetaria. Si la inflación no cede, o está por encima del objetivo, se decide poner la tasa de interés más alta", señaló esta semana Federico Sturzenegger, el presidente del Banco Central.

Una fuente del Banco Central consultada por Reuters dijo que la entidad no tiene previsto realizar ningún canje de bonos.

Sturzenegger asumió la titularidad del Banco Central en diciembre, cuando llegó a la presidencia la gestión de centroderecha de Macri, en medio de serios desajustes fiscales que llevaron a las autoridades a lanzar un ajuste de la economía.

La semana pasada el país volvió a los mercados voluntarios de crédito con la colocación de 16.500 millones de dólares que usó, en parte, para cancelar una deuda impaga por 14 años con acreedores conocidos como "holdouts".

Con esta normalización, el Gobierno espera una lluvia de inversiones que ayuden a generar empleo, reactivar la economía y combatir la inflación.

"Si la necesidad de esterilización se acota al mínimo y la tasa de interés se ubica en línea con el aumento del PIB nominal, recién allí el stock de 'Lebac' dejará de crecer como una bola de nieve", afirmó la consultora Ecolatina en un informe.

(Reporte de Walter Bianchi y Jorge Otaola. Editado Nicolás Misculin)

reuters_tickers

 Reuters internacional