Reuters internacional

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, durante un consejo de ministros en el palacio de Miraflores, Caracas, el 11 dde julio de 2016. Maduro prorrogó por 60 días el estado de excepción y emergencia económica que rige en el país y que le permite gobernar por decreto sin control parlamentario. Reuters/Miraflores Palace/Handout

(reuters_tickers)

CARACAS (Reuters) - El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, prorrogó por 60 días el estado de excepción y emergencia económica que le permite gobernar por decreto y sin control del Parlamento, que rechazó la medida.

El mandatario firmó el decreto en mayo por dos meses y entonces dijo que podría extenderlo hasta el 2017, con el argumento de que necesita poderes especiales para luchar contra una "guerra económica" de empresarios y políticos, a quienes culpa de la aguda crisis económica que sufre Venezuela.

Según el texto publicado en la Gaceta Oficial y difundido el jueves, el decreto tiene por objetivo "que el Poder Ejecutivo pueda seguir brindando protección a los venezolanos contra la guerra económica".

La Asamblea Nacional de Venezuela, de mayoría opositora, rechazó horas más tarde el decreto, por considerar que viola la Constitución al renovar por más de una vez el estado de excepción y porque la norma no ofrece soluciones claras para acabar con la crisis en el país.

Pese a la desaprobación del parlamento, la justicia venezolana ha legitimado la emergencia decretada por el presidente desde enero y ha defendido su vigencia.

Entre las prerrogativas que el Ejecutivo se adjudicó con el decreto están el control del presupuesto, la posibilidad de intervenir empresas y bienes privados con el fin de garantizar el abastecimiento y la suspensión de sanciones contra funcionarios de alto rango del Gobierno.

Maduro también podrá dar atribuciones "extraordinarias" a las autoridades para garantizar -incluso mediante la intervención de las Fuerzas Armadas- la distribución de productos de primera necesidad.

De hecho, en un intento por combatir la grave escasez de alimentos y medicinas, Maduro colocó el martes a los militares a cargo de la distribución y resguardo de los bienes de primera necesidad, en una medida fuertemente criticada por analistas por considerar que no solucionará la crisis.

Venezuela sufre una inflación de tres dígitos, recesión económica y escasez de bienes básicos, por lo que la oposición busca activar un referéndum revocatorio para desbancar a Maduro antes que termine su mandato, en enero de 2019.

(Reporte de Diego Oré)

reuters_tickers

 Reuters internacional