Reuters internacional

Partidarios de un acuerdo de paz se reúnen en la Plaza Bolívar durante una marcha con flores blancas en Bogotá, Colombia. 12 de octubre, 2016. Miles de personas, con flores y banderas blancas, marcharon el miércoles por calles del centro de la capital colombiana para pedir al Gobierno, a dirigentes políticos y a la guerrilla de las FARC, revivir un acuerdo de paz para acabar con 52 años de conflicto armado después de que fue rechazado en un plebiscito. REUTERS/John Vizcaino

(reuters_tickers)

BOGOTÁ (Reuters) - Miles de personas, con flores y banderas blancas, marcharon el miércoles por calles del centro de la capital colombiana para pedir al Gobierno, a dirigentes políticos y a la guerrilla de las FARC, revivir un acuerdo de paz para acabar con 52 años de conflicto armado después de que fue rechazado en un plebiscito.

En una muestra de apoyo al pacto firmado el mes pasado por el presidente Juan Manuel Santos y el máximo líder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Rodrigo Londoño, alias "Timochenko", la multitud de estudiantes, campesinos e indígenas se reunió en la Plaza Bolívar, frente al Congreso y a la Presidencia, en el centro de Bogotá.

"Estoy marchando porque hay que demostrarle al país que la paz si se puede lograr, que no es sólo una cuestión de votos sino de voluntad ciudadana y donde todos los colombianos nos reunimos a decirle a las víctimas que estamos con ellas tratando de luchar por un país en paz", dijo María Piraján, una indígena de 26 años.

Se trata la segunda marcha multitudinaria en Bogotá con el grito de "acuerdo ya" después del plebiscito del 2 de octubre, cuando los electores rechazaron el resultado de cuatro años de negociaciones entre el gobierno y las FARC.

La derrota del "Sí" en la consulta, por un estrecho margen, obligó a Santos a buscar consensos con el jefe de la oposición Álvaro Uribe, en un intento por salvar el acuerdo que busca acabar con la confrontación que ha dejado 220.000 muertos y millones de desplazados, pero hasta ahora no ha habido avances concretos.

El resultado de la consulta impide a Santos implementar el acuerdo que consideraba que unos 7.000 combatientes de la insurgencia dejarían las armas y conformarían un partido político.

La oposición política que dirige el ex presidente Uribe exige que los dirigentes de las FARC paguen al menos cinco años de cárcel por sus crímenes en medio del conflicto y se opone a que puedan ocupar cargos de elección popular.

(Reporte de Luis Jaime Acosta; Editado por Javier López de Lérida)

reuters_tickers

 Reuters internacional