Reuters internacional

El ministro de Relaciones Exteriores de Austria, Sebastian Kurz, participa en una conferencia de prensa en Viena, Austria. 28 de enero, 2016. Los inmigrantes que intenten ingresar de manera ilegal a Europa en botes deberían perder la opción de solicitar asilo y ser enviados de regreso, dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Austria en una entrevista publicada el domingo. REUTERS/Heinz-Peter Bader

(reuters_tickers)

ZÚRICH (Reuters) - Los inmigrantes que intenten ingresar de manera ilegal a Europa en botes deberían perder la opción de solicitar asilo y ser enviados de regreso, dijo el ministro de Relaciones Exteriores de Austria en una entrevista publicada el domingo.

El Gobierno de centro de Austria prometió adoptar medidas más severas frente a la inmigración, después de que el candidato de extrema derecha casi ganó la elección presidencial hace dos semanas debido a las preocupaciones de los votantes sobre la mayor crisis migratoria de Europa en tiempos de paz.

"Quienquiera que suba a un bote e intente ingresar ilegalmente a Europa ha arruinado sus opciones de obtener asilo en Europa y será enviado de regreso", dijo el ministro de Relaciones Exteriores austriaco, Sebastian Kurz, al diario suizo NZZ am Sonntag.

Kurz, miembro del partido conservador OVP, dijo que Australia mostró que es posible rescatar a los inmigrantes en el mar sin permitir automáticamente que ingresen al país.

"Hay un país del que podemos aprender. Australia tenía un problema similar. Pero el país se las arregló para decidir por sí mismo quién tiene permitido ingresar, y no le dejó esa decisión a los traficantes de personas", dijo el ministro de 29 años al diario.

Australia es criticada frecuentemente por los defensores de los derechos humanos debido a que detiene a los inmigrantes que intercepta en el mar y los envía a campamentos en Papúa Nueva Guinea y Nauru, así como por sus intentos por reubicar a los refugiados en países más pobres como Camboya.

Se estima que cientos de personas se han ahogado intentando cruzar el Mediterráneo esta semana, en momentos en que un vacío de poder en Libia permite que los traficantes de personas operen con impunidad, sacando provecho de oleadas de personas desesperadas que huyen de la guerra y la pobreza.

Dentro de la Unión Europea, Kurz dijo que el principio de libertad de movimiento significaba que los ciudadanos europeos están migrando a países con sistemas de beneficios sociales más generosos. Agregó que Austria debería seguir el ejemplo de Reino Unido y buscar formas de tratar a los extranjeros de forma diferente que a sus ciudadanos cuando se trate del pago de beneficios.

(Reporte de Silke Koltrowitz; Editado en Español por Ricardo Figueroa)

reuters_tickers

 Reuters internacional