Reuters internacional

Fotografía ilustrativa que muestra un billete de 100 pesos mexicanos, y uno de 20 dólares estadounidenses, en Ciudad de México. 10 de marzo de 2015. Las monedas latinoamericanas podrían bajar levemente esta semana después de la apreciación considerable del último mes, mientras el peso mexicano sigue en el radar de los cambistas pese a la contundente subida de tasas de interés que dispuso el jueves pasado el banco central de México (Banxico). REUTERS/Edgard Garrido

(reuters_tickers)

Por Gabriel Burin

BUENOS AIRES - Las monedas latinoamericanas podrían bajar levemente esta semana después de la apreciación considerable del último mes, mientras el peso mexicano sigue en el radar de los cambistas pese a la contundente subida de tasas de interés que dispuso el jueves pasado el banco central de México (Banxico).

* Lo más importante para los mercados serán las cifras oficiales del empleo estadounidense que se darán a conocer el viernes. Los analistas encuestados por Reuters estiman que en junio se crearon 175.000 puestos de trabajo, lo que marcaría una recuperación notable de la debilidad del mes anterior.

* En Brasil, el real llegó a fortalecerse a fines de junio hasta 3,21 por dólar, su nivel más firme en casi un año. La moneda se vio favorecida por el avance de las reformas que impulsa el gobierno del presidente interino Michel Temer y por la postura expansiva de la Reserva Federal estadounidense.

* Pero al cierre de la semana, la moneda brasileña cayó luego de que el presidente del Banco Central, Ilan Goldfajn, dijo a un diario local que veía posibilidades de reducir el volumen de unos swaps cambiarios que emite el organismo y son equivalentes a ventas futuras de dólares.

* En la práctica, esto presionaría a la baja al real, cuya apreciación no es del todo bien vista por los exportadores brasileños. "Ilan salió públicamente a forzar la corrección de las exageraciones del tipo de cambio, dejar claro que está atento", dijo José Carlos Amado, operador de la firma Spinelli.

* En México, el peso colapsó a mínimos cercanos a 20 por dólar tras la decisión de Reino Unido de salir de la Unión Europea, convirtiéndose en la moneda de la región más afectada por el nerviosismo acerca del Brexit. Fue esto lo que llevó a Banxico a tomar cartas en el asunto con su alza de tasas.

* Inmediatamente tras el ajuste, más fuerte de lo esperado por muchos, el peso se recuperó a niveles apenas algo arriba de 18. Sin embargo, el mismo viernes, tan solo un día después del movimiento del organismo dirigido por Agustín Carstens, el peso ya se encontraba a la defensiva de nuevo.

* "Siempre que el peso siga más fuerte que 19, prevemos que Banxico solo subirá su tasa cada vez que lo haga la Fed, con la próxima alza en diciembre", dijo un reporte de Bank of America Merrill Lynch. "Pero si se deprecia bruscamente arriba de 19, entonces Banxico subirá 50 puntos básicos poco después", agregó.

* En Chile, un operador dijo que el peso se cotizaría entre 660 y 670 por dólar. "En los últimos días el peso se ha estado apreciando fuertemente, tanto así que hemos tocado máximos de un año (...) ya ha llegado a un punto en que debería producirse un rebote", agregó.

* En cambio, la moneda peruana se apreciaría en un rango entre las 3,265 y las 3,290 unidades por dólar debido a una esperada oferta de dólares de empresas e inversores institucionales para el pago de obligaciones del mes. El Banco Central podría intervenir para limitar el alza del sol.

* En Argentina, el peso flotaría en torno a 15,0 por dólar en una plaza que seguirá con liquidez regulada por parte de la banca oficial, dijeron operadores. La semana pasada el Banco Central vendió unos 500 millones de dólares para equilibrar el mercado y afrontar vencimientos de futuros.

(reporte adicional de Froilán Romero en Chile, Miguel Ángel Gutiérrez en México, Walter Bianchi en Argentina, Úrsula Scollo en Perú y equipo de mercados de Brasil)

reuters_tickers

 Reuters internacional