Reuters internacional

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, habla sobre el peor tiroteo en la historia del país que tuvo lugar en Orlando, Florida, desde la Casa Blanca, en Washington D.C., el 12 de junio de 2016. Obama describió el domingo al tiroteo más mortal en la historia del país como un "acto de terrorismo" y un "acto de odio", y dijo que la matanza de 50 personas en un club nocturno gay en Orlando, Florida, era un ataque contra todos los estadounidenses. REUTERS/Joshua Roberts

(reuters_tickers)

WASHINGTON (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, describió el domingo al tiroteo más mortal en la historia del país como un "acto de terrorismo" y un "acto de odio", y dijo que la matanza de 50 personas en un club nocturno gay en Orlando, Florida, era un ataque contra todos los estadounidenses.

Obama realizó esas declaraciones durante una conferencia de prensa en la Casa Blanca tras el ataque ocurrido en la madrugada del domingo. Además de los 50 muertos, unas 53 personas resultaron heridas.

"Como estadounidenses nos afligimos por el brutal asesinato, la horrible masacre de decenas de personas inocentes", declaró Obama. "Aunque es una etapa temprana de la investigación, sabemos bastante para afirmar que fue un acto de terrorismo y un acto de odio", agregó.

"Vamos a estar juntos como estadounidenses para proteger a nuestra gente y defender a nuestra nación, y a tomar medidas contra aquellos que nos amenacen", advirtió.

El presidente ordenó que la bandera nacional que ondea en la Casa Blanca fuera puesta a media asta para honrar a las víctimas.

El atacante, que fue identificado como el residente de Florida Omar S. Mateen, fue abatido por la policía en el club nocturno. Un alto congresista estadounidense afirmó que Mateen podría haber prometido lealtad a Estado Islámico, pero funcionarios advirtieron de que aún no contaban con evidencia inmediata de una conexión.

El mandatario indicó además que el tiroteo era un nuevo recordatorio de "lo fácil que es que cualquiera consiga un arma que le permita disparar a personas en una escuela o lugar de culto, o cine, o club", una referencia a otras matanzas que han ocurrido en la historia estadounidense, como la masacre de 2007 en la Universidad Tecnológica de Virginia, que terminó con 32 fallecidos.

"Tenemos que decidir si ese es la clase de país que queremos ser", declaró Obama.

(Reporte de Timothy Gardner, Sarah N. Lynch, Jason Lange, Ginger Gibson y David Morgan, editado en español por Janisse Huambachano)

reuters_tickers

 Reuters internacional