Reuters internacional

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que confía en que Reino Unido y la Unión Europea serán capaces de acordar una transición ordenada hacia una nueva relación después del referéndum del mes pasado donde los británicos votaron por dejar la UE. En la foto, el presidente estadounidense ofrece un discurso sobre el "bréxit" en la Universidad de Stanford en Palo Alto, California, el 24 de junio de 2016. REUTERS/Kevin Lamarque

(reuters_tickers)

Por Paul Taylor y Ayesha Rascoe

VARSOVIA (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, instó el viernes a los líderes de la OTAN a que permanezcan firmes ante la actividad militar de Rusia tras su captura de la península ucraniana de Crimea, y dijo que la decisión de Reino Unido de salir de la Unión Europea no debería debilitar a la alianza.

En un artículo publicado en el Financial Times de Londres, Obama dijo tras su arribo a Polonia que la "relación especial" de Estados Unidos con Reino Unido sobrevivirá al referendo del 23 de junio. El presidente demócrata asiste a la última cumbre de la OTAN antes de terminar su mandato en enero.

"La relación especial entre Estados Unidos y Reino Unido permanecerá. No tengo dudas de que Reino Unido seguirá siendo uno de los miembros más capaces de la OTAN", dijo Obama, y añadió que el referendo en Reino Unido generó grandes dudas sobre el futuro de la integración de la UE.

La alianza OTAN compuesta por 28 países acordó formalmente el viernes desplegar cuatro batallones con entre 3.000 y 4.000 soldados en las naciones del Báltico y en el este de Polonia, a fin de reforzar la situación de seguridad de sus miembros y su capacidad de defensa.

"En Varsovia, debemos reafirmar nuestra resolución -nuestro deber bajo el artículo 5 del tratado de la OTAN- de defender a cada miembro de la alianza", sostuvo Obama. Agregó que Occidente debe ayudar a Ucrania a proteger su soberanía e integridad territorial mediante las sanciones a Rusia, que debería cumplir con un acuerdo de cese al fuego.

Estonia, Letonia, Lituania y Polonia solicitaron una presencia permanente de la OTAN en sus territorios ante el temor de que Moscú intente desestabilizar a sus gobiernos mediante ciberataques, presiones a grupos políticos, trasmisiones hostiles en los medios e incluso incursiones militares.

Críticos sostienen que el plan de la OTAN conlleva a acciones insuficientes que podrían no disuadir a Rusia.

El Kremlin niega estar intimidando a los países de los Balcanes y afirma que la OTAN es una alianza agresora que ha desplegado tropas cerca de las naciones fronterizas a la ex república soviética, a las que considera como parte de su esfera de influencia.

(Reporte de Alistair Smout. Editado en español por Carlos Aliaga y Marion Giraldo)

reuters_tickers

 Reuters internacional