Reuters internacional

El presidente chino, Xi Jinping, se saluda con su par estadounidense, Barack Obama, antes de la Cumbre del G-20 que se celebrará en Hangzhou, China, September 3, 2016. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, presionó el sábado al líder chino, Xi Jinping, por disputas territoriales en el Mar de China Meridional e instó a Pekín a cumplir con sus obligaciones legales, además de remarcar los compromisos de Washington con sus aliados regionales. REUTERS/How Hwee Young/Pool

(reuters_tickers)

Por Roberta Rampton y Michael Martina

HANGZHOU (Reuters) - El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, presionó el sábado al líder chino, Xi Jinping, por disputas territoriales en el Mar de China Meridional e instó a Pekín a cumplir con sus obligaciones legales, además de remarcar los compromisos de Washington con sus aliados regionales.

Se prevé que las tensiones por las aguas disputadas entre China y sus vecinos se sientan en la Cumbre del G-20, que empezará el domingo en la ciudad china de Hangzhou.

Pekín quiere asegurar una cumbre tranquila, su evento de más alto perfil este año, mientras busca mejorar su posición global y evitar desencuentros por una larga lista de tensiones con Washington.

Obama, que está en sus últimos cinco meses de presidencia, quiere dejar una impronta final en su cambio de política hacia el Pacífico y dar el tono para su sucesor en la Casa Blanca, que será elegido en los comicios generales del 8 de noviembre y asumirá su mandato el 20 de enero de 2017.

Tras más de cuatro horas de reuniones con Xi y sus principales funcionarios, Obama enfatizó la importancia de que China "cumpla con sus obligaciones" con un tratado marítimo internacional en la disputa por derechos sobre un territorio rico en petróleo y peces, a través del que se transporta comercio por 5 billones de dólares cada año.

Una corte de arbitraje en La Haya determinó en julio que China no tiene un título histórico sobre las aguas del Mar de China Meridional y que había violado los derechos de Filipinas, que presentó el caso en virtud de la Convención de la ONU sobre Derecho Marítimo.

China rechazó el dictamen y acusó a Estados Unidos de provocar problemas en el mar donde sus reivindicaciones territoriales chocan en partes con las de Vietnam, Filipinas, Malasia, Brunéi y Taiwán.

"China seguirá salvaguardando firmemente su soberanía y derechos marítimos en el Mar de China Meridional", comentó Xi, según un comunicado publicado en el sitio web de Ministerio de Relaciones Exteriores.

"Al mismo tiempo, persistiremos en resolver disputas en forma pacífica a través de consultas con las partes directamente involucradas", comentó Xi, quien instó a Estados Unidos a "jugar un papel constructivo" en la paz y estabilidad de la región.

(Editado en español por Ana Laura Mitidieri)

reuters_tickers

 Reuters internacional