Reuters internacional

Una mujer vende quesillos mientras pasa delante de un mural en favor del presidente de Nicaragua Daniel Ortega, en Managua. 19 de septiembre de 2016. Cuando faltan tres semanas para las elecciones en Nicaragua, el presidente Daniel Ortega mantiene una amplia ventaja de 56 puntos en la intención de voto frente a su rival más cercano, el derechista Maximino Rodríguez, según una encuesta divulgada el martes. REUTERS/Oswaldo Rivas

(reuters_tickers)

MANAGUA (Reuters) - Cuando faltan tres semanas para las elecciones en Nicaragua, el presidente Daniel Ortega mantiene una amplia ventaja de 56 puntos en la intención de voto frente a su rival más cercano, el derechista Maximino Rodríguez, según una encuesta divulgada el martes.

Ortega, líder del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), obtuvo un 64,2 por ciento de las preferencias frente al 8,3 por ciento de Rodríguez, según un sondeo de M&R Consultores. La encuesta tiene un margen de error del 2,24 por ciento y se realizó entre el 11 y el 15 de octubre mediante 2.000 entrevistas.

Un 23,2 por ciento de los encuestados prefirió ocultar su intención de voto para los comicios del 6 de noviembre, en los que la firma estima una abstención en torno al 25 por ciento, en línea con el promedio histórico electoral de 1984 a 2011.

El gerente de M&R Consultores, Raúl Obregón, consideró que Rodríguez, abogado de 55 años al frente del opositor Partido Liberal Constitucionalista (PLC), todavía tiene opciones de crecimiento entre los "votos ocultos".

Pero la diferencia sigue siendo considerable para el ex rebelde de la "contra", una fuerza irregular financiada por Estados Unidos para luchar contra el sandinismo en la década de 1980, pese a haber duplicado su intención de voto respecto al 4,4 por ciento en el sondeo previo de finales de agosto.

La popularidad de Ortega, un ex guerrillero izquierdista de 70 años, se mantiene alta tras casi una década en el poder gracias a un prudente manejo de la economía y a sus programas sociales impulsados con el respaldo de Venezuela y Cuba.

Sin embargo, sus adversarios denuncian que el mandatario busca instaurar una "dinastía familiar" al nominar como candidata a vicepresidenta a su esposa y portavoz, Rosario Murillo, y lo acusan de haber anulado al principal partido opositor utilizando la justicia.

En los comicios, que no contarán con observadores internacionales, el FSLN también obtendría una amplia mayoría de los 90 diputados a elegir de la Asamblea Nacional. Según el sondeo, un 58 por ciento de los consultados dijo ser simpatizante del sandinismo, un nueve por ciento de la oposición y un 33 por ciento se declaró independiente.

(Reporte de Iván Castro, editado por Enrique Andrés Pretel)

reuters_tickers

 Reuters internacional