Reuters internacional

El Papa Francisco durante su audiencia general en la plaza de San Pedro, en el Vaticano. 22 de junio de 2016. El Papa Francisco elogió el viernes un pacto en Colombia que dejó al gobierno del país y a la guerrilla de las FARC a un paso de un acuerdo de paz definitivo, y dijo que se debe blindar el proceso para que no haya una vuelta atrás a la guerra interna de medio siglo. REUTERS/Stefano Rellandini

(reuters_tickers)

A BORDO DEL AVIÓN PAPAL (Reuters) - El Papa Francisco elogió el viernes un pacto en Colombia que dejó al gobierno del país y a la guerrilla de las FARC a un paso de un acuerdo de paz definitivo, y dijo que se debe blindar el proceso para que no haya una vuelta atrás a la guerra interna de medio siglo.

El histórico pacto de cese bilateral al fuego entre el gobierno de Juan Manuel Santos y los rebeldes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), firmado el jueves en Cuba, representó el fin de la larga lucha armada que ha dejado 220.000 muertos y millones de desplazados.

"Estoy feliz por estas noticias que recibí ayer. Más de 50 años de guerra, de guerra de guerrillas, tanta sangre derramada", dijo el Sumo Pontífice de la Iglesia Católica a bordo del avión papal mientras se dirigía a la capital de Armenia para una visita.

El pacto de cese al fuego, que estableció un cronograma y los procedimientos para garantizar la transición de la guerrilla a la vida política, dejó a las partes al umbral de un acuerdo definitivo de paz que, según adelantaron, se firmará pronto en Colombia.

"Fue hermoso y espero que los países que trabajaron para llegar a la paz y aquellos que van a garantizar esa paz avancen para blindarla, para que no haya una vuelta atrás al estado de guerra, tanto desde adentro como desde afuera", dijo el Papa.

El presidente Santos agradeció al Sumo Pontífice por tener a Colombia en sus oraciones y le pidió "que siga iluminando" los esfuerzos de paz.

Bajo la mirada de los garantes del proceso Cuba y Noruega, y de los acompañantes Chile y Venezuela, el gobierno colombiano y la guerrilla se concentrarán ahora en lograr un consenso para que los colombianos ratifiquen el acuerdo de paz.

El principal reto para muchos colombianos será perdonar a los rebeldes, un desafío para una sociedad herida por cinco décadas de violencia, atentados y secuestros.

(Reporte de Philip Pullella. Reporte adicional de Luis Jaime Acosta en Bogotá. Escrito por Pablo Garibian)

reuters_tickers

 Reuters internacional