Reuters internacional

Un trabajador de un sindicato en huelga camina cerca de una barricada en llamas durante una operación policial en un depósito de combustible cerca de la refinería de Donges, Francia. 27 de mayo de 2016. Los pilotos de Air France votaron el lunes a favor de realizar una huelga y trabajadores de depósitos de petróleo extendieron un paro, aumentando los problemas del Gobierno mientras trata de calmar las crecientes protestas contra reformas laborales antes de la Eurocopa de fútbol que comienza en semanas. REUTERS/Stephane Mahe

(reuters_tickers)

Por Emmanuel Jarry y Ingrid Melander

PARÍS, 30 mayo (Reuters) - Los pilotos de Air France votaron el lunes a favor de realizar una huelga y trabajadores de depósitos de petróleo extendieron un paro, aumentando los problemas del Gobierno mientras trata de calmar las crecientes protestas contra reformas laborales antes de la Eurocopa de fútbol que comienza en semanas.

Tras más de tres meses de intensas negociaciones, frecuentes protestas callejeras violentas y olas de huelgas en los sectores del transporte y energía, el Gobierno socialista está bajo presión para hallar una solución antes de que empiece el torneo el 10 de junio.

Mientras Francia se preparaba para más huelgas en la actividad ferroviaria el martes, personas involucradas en las negociaciones dijeron que la estrategia del Gobierno era impulsar acuerdos con firmas individuales como el operador estatal de trenes SNCF para intentar debilitar el ímpetu de las protestas.

"El Gobierno está presionando para que se encuentren acuerdos", dijo un miembro del sindicato familiarizado con las negociaciones quien pidió el anonimato debido a la sensibilidad del tema.

El semanario francés Le Journal du Dimanche citó a una persona cercana al presidente Francois Hollande confirmando la postura del Gobierno, al igual que un legislador socialista que habló con Reuters bajo condición de anonimato.

La ministra de Trabajo Myriam El Khomri insistió el lunes que el Gobierno defendía la ley que ella presentó y que ya había sido cambiada. Agregó que las negociaciones con SNCF y el operador del metro de París RATP sobre condiciones laborales eran una oportunidad para los sindicatos de "cumplir con sus responsabilidades".

En tanto, trabajadores de CIM, una compañía de almacenaje y servicios de crudo que maneja un 40 por ciento de las importaciones de petróleo, votaron por extender su huelga en el puerto de Le Havre hasta las 1000 GMT del miércoles, dijo un miembro del sindicato CGT a Reuters. Solo dos refinerías francesas de ocho están operando pero la situación en los depósitos mejoró desde la semana pasada y solo uno está bloqueado.

Pilotos de la aerolínea Air France también votaron por llevar a cabo una huelga por temas salariales pero no fijaron aún una fecha, dijo el lunes el sindicato SNPL.

(Reporte adicional de Jean-Baptiste Vey, Cyril Altmeyer,; Brian Love, Bate Felix; escrito por Ingrid Melander, editado en español por Patricia Avila)

reuters_tickers

 Reuters internacional