Reuters internacional

Un peatón camina cerca de un cartel que muestra el precio del combustible, en una gasolinera en San Francisco, California. 22 de julio de 2015. Los precios al consumidor en Estados Unidos subieron menos de lo esperado durante marzo y la inflación subyacente se desaceleró, lo que sugiere que la Reserva Federal mantendrá una postura cauta respecto a un alza de las tasas de interés este año. REUTERS/Robert Galbraith

(reuters_tickers)

Por Lucia Mutikani

WASHINGTON (Reuters) - Los precios al consumidor en Estados Unidos subieron menos de lo esperado durante marzo y la inflación subyacente se desaceleró, lo que sugiere que la Reserva Federal mantendrá una postura cauta respecto a un alza de las tasas de interés este año.

Otros datos publicados el jueves mostraron que el número de estadounidenses que presentaron nuevas solicitudes de subsidios por desempleo bajó en la última semana a un nivel que no se veía desde 1973, lo que demostraría una fortaleza sostenida en el mercado laboral.

El Departamento del Trabajo de Estados Unidos dijo que su índice de precios al consumidor (IPC) subió un 0,1 por ciento en marzo ya que un repunte en el costo de la gasolina fue parcialmente contrarrestado por una caída en el valor de los alimentos. También se desaceleraron los precios de la vivienda y de la salud.

En febrero, el IPC cayó un 0,2 por ciento. En los 12 meses hasta marzo, la inflación avanzó un 0,9 por ciento tras acelerarse un 1,0 por ciento interanual en febrero. Economistas consultados por Reuters proyectaban que el IPC se elevara un 0,2 por ciento el mes pasado y un 1,1 por ciento en la comparación interanual.

El IPC subyacente, que excluye los costos de la energía y de los alimentos, subió un 0,1 por ciento. Fue el incremento más bajo desde agosto y se produjo tras el alza de 0,3 por ciento de febrero. En los 12 meses hasta marzo, el indicador ganó un 2,2 por ciento tras subir 2,3 por ciento interanual en febrero.

La Reserva Federal tiene una meta de inflación de un 2 por ciento y sigue una medición que es mejor al IPC subyacente.

La moderación en las lecturas del IPC subyacente se conoce luego de que la presidenta de la Fed, Janet Yellen, manifestó dudas recientemente sobre la sostenibilidad de un avance generalizado de los precios. Yellen dijo que cree que la reciente alza de los costos se debió a factores "transitorios".

En otro reporte, el Departamento del Trabajo informó que los pedidos iniciales de beneficios estatales por desempleo disminuyeron en 13.000, a una cifra desestacionalizada de 253.000 en la semana que terminó el 9 de abril. La lectura igualó el nivel de comienzos de marzo, que fue la más baja desde noviembre de 1973.

Los pedidos de subsidios por desempleo han estado por debajo de los 300.0000, umbral asociado con condiciones saludables del mercado laboral, por 58 semanas, el período más largo desde 1973.

Pese a la fortaleza del mercado laboral, la Fed probablemente no volverá a subir las tasas de interés antes de septiembre debido a la inflación benigna y a un crecimiento económico débil en el primer trimestre.

(Editado en español por Janisse Huambachano)

reuters_tickers

 Reuters internacional