Reuters internacional

El presidente de Cuba, Raúl Castro (centro), y el primer ministro de Japón, Shinzo Abe (derecha), pasan revista a la guardia de honor durante una ceremonia oficial de recepción en el Palacio de la Revolución en La Habana, Cuba, 22 de septiembre de 2016. REUTERS/Enrique de la Osa

(reuters_tickers)

Por Sarah Marsh y Nelson Acosta

LA HABANA (Reuters) - El primer ministro Shinzo Abe, el primer líder japonés que visita Cuba, instó a una respuesta internacional fuerte y unificada al programa nuclear de Corea del Norte en un inusual diálogo el jueves con el ex presidente cubano Fidel Castro, dijo un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores japonés.

Cuba es uno de los pocos aliados diplomáticos de Corea del Norte, junto con China, y un miembro del Movimiento de Países No Alineados formado en 1961 por los estados que buscaban evitar ponerse del lado de Estados Unidos o de la Unión Soviética.

Corea del Norte ha estado probando armas nucleares y misiles balísticos a un ritmo sin precedentes este año y afirma que tiene la capacidad de montar una ojiva en un misil balístico, una situación preocupante para sus vecinos Corea del Sur y Japón.

"El primer ministro señaló la necesidad (de que) la comunidad internacional responda a ésto rigurosamente en unidad", dijo el portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Japón, Yasuhisa Kawamura, a periodistas tras la reunión de 70 minutos de Abe con Fidel Castro, el predecesor y hermano mayor del presidente cubano, Raúl Castro.

Fidel Castro dijo a Abe que el asunto del programa nuclear de Pyongyang debe ser resuelto pacíficamente a través del diálogo, agregó Kawamura.

Abe es uno de varios líderes mundiales que se han reunido con autoridades cubanas desde que se inició la normalización de las relaciones con Washington a fines del 2014. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, visitó La Habana en marzo. Pero es inusual que un líder occidental se reúna con Fidel Castro, quien por lo general sólo ve a aliados cercanos.

En una entrevista publicada el jueves en el diario Granma, del estatal Partido Comunista, Abe dijo que durante su visita de dos días a Cuba quería conversar con Raúl Castro sobre comercio, inversión, cooperación para el desarrollo y fomento del intercambio turístico.

"Igualmente, desearía intercambiar criterios con una Cuba que tiene gran influencia en los países No Alineados, sobre la reforma del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, el desarme nuclear, la situación de Asia y otros asuntos que involucran a la comunidad internacional", destacó, según lo citó Granma.

El viernes, Abe tiene previsto dar una conferencia de prensa en La Habana.

Abe llegó a Cuba procedente de Nueva York, donde dijo el miércoles en la Asamblea General de la ONU que la amenaza que han representado este año los programas nuclear y de misiles de Corea del Norte es "substancialmente más seria" que en el pasado.

MAYOR COOPERACIÓN

Abe se reunió con Raúl Castro y ambos encabezaron la firma de acuerdos de cooperación en varias materias, entre los que destacaron los del sector de la salud.

Japón tiene una larga historia de intercambio comercial con Cuba, desde donde importa mariscos, tabaco y café, y hacia donde exporta maquinaria. Sin embargo, obstáculos por el embargo comercial de Estados Unidos, la cautela de la isla sobre la inversión extranjera y unas políticas laborales restrictivas han frenado la relación.

La reciente distensión de los lazos entre Cuba y Estados Unidos y las reformas del Gobierno han generado nuevas oportunidades para las empresas japonesas. Decenas de delegaciones empresariales han visitado la isla este año, y Mitsubishi abrió una oficina en La Habana en julio.

Abe dijo que espera expandir esa relación económica en una nueva era iniciada con la distensión entre Cuba y Estados Unidos y las reformas económicas.

"Creo firmemente que las empresas japonesas pueden, como socios fiables, hacer una contribución notable a una Cuba que está actualizando su modelo socio-económico", añadió.

El reordenamiento de la deuda incumplida de Cuba con Japón, firmado esta semana, debería ayudar a lograr ese objetivo, afirmó.

Las empresas japonesas quieren buscar oportunidades en el país caribeño de 11 millones de habitantes. Un ejecutivo de Mitsubishi dijo a Reuters que están disponibles para algunos proyectos de infraestructura en Cuba y espera que el Gobierno de Japón ayude con la financiación.

"Quiero cooperar con Cuba, unir fuerzas tanto en el sector público como en el privado", dijo Abe.

(Reporte de Sarah Marsh y Nelson Acosta. Reporte adicional de Linda Sieg en Tokio. Editado por Javier Leira y Silene Ramírez)

reuters_tickers

 Reuters internacional