Reuters internacional

La sede del Banco Central Europeo en Fráncfort. 21 de enero de 2015. La última serie de pruebas de solvencia a los principales bancos de la Unión Europea no logró reducir las preocupaciones sobre la rentabilidad del sector ni tomó en cuenta riesgos como el efecto de las tasas de interés negativas y el impacto de la decisión de Reino Unido de abandonar la Unión Europea, dijeron analistas. REUTERS/Kai Pfaffenbach/File Photo

(reuters_tickers)

Por Huw Jones

LONDRES (Reuters) - La última serie de pruebas de solvencia a los principales bancos de la Unión Europea no logró reducir las preocupaciones sobre la rentabilidad del sector ni tomó en cuenta riesgos como el efecto de las tasas de interés negativas y el impacto de la decisión de Reino Unido de abandonar la Unión Europea, dijeron analistas.

La Autoridad Bancaria Europea (ABE) publicó el resultado de sus pruebas de solvencia a 51 prestamistas de la UE el viernes por la tarde, tras el cierre de los mercados, y ofreció un diagnóstico en general positivo sobre la industria.

Hubo algunas sorpresas. Por ejemplo, dos importantes bancos irlandeses y Barclays tuvieron un desempeño menos sólido de lo esperado, mientras que los alemanes Deutsche Bank y Commerzbank superaron las pruebas con creces.

Los resultados, en general, indicaron que los bancos han avanzado bastante desde el 2014 en el proceso de reforzar sus colchones de capital.

Analistas dijeron que las pruebas de este año, la tercera ronda realizada por la UE y la primera sin calificación aprobatoria o reprobatoria, no eran la "panacea". Afirmaron que no se evaluaron elementos clave, como el impacto de las tasas de interés negativas en la rentabilidad de los prestamistas o la mención sobre los efectos del llamado "Brexit".

"En general, el resultado de las pruebas entregó mucha seguridad, a mi parecer, pero los asuntos reales del sector, especialmente las tasas de interés bajas, no fueron evaluados", dijo Dirk Becker, analista jefe de finanzas de Allianz Global Investors.

A las 1200 GMT, el índice bursátil de los bancos europeos caía un 1,49 por ciento a 131,2 puntos, cerca de los mínimos vistos durante la crisis financiera.

El índice ha perdido un 13 por ciento desde el referendo en el que los votantes de Reino Unido decidieron dejar la UE, lo que ha empañado aún más el panorama económico de la región e incrementó las preocupaciones sobre la capacidad de los bancos de obtener ganancias y lidiar con los préstamos incobrables.

"Este es solo un paso en la dirección correcta, no es el punto culminante, y no puede deducirse demasiado a partir de estos resultados", dijo George Karamanos, analista de banca de KBW. "El sector sigue teniendo un desempeño relativamente bajo", aseveró.

(Reporte adicional de Sinead Cruise. Editado en español por Marion Giraldo)

reuters_tickers

 Reuters internacional