Reuters internacional

La primera ministra británica Theresa May llega al número 10 de Downing Street en Londres, Reino Unido, el 13 de julio de 2016. Reino Unido renunciará a la presidencia del Consejo Europeo, que debía asumir en julio de 2017, para centrarse en las negociaciones de la salida del país de la Unión Europea, dijo el miércoles una portavoz de la primera ministra Theresa May. REUTERS/Paul Hackett

(reuters_tickers)

Por William James y Kylie MacLellan

LONDRES (Reuters) - Reino Unido renunciará a la presidencia del Consejo Europeo, que debía asumir en julio de 2017, para centrarse en las negociaciones de la salida del país de la Unión Europea, dijo el miércoles una portavoz de la primera ministra Theresa May.

La decisión, consensuada en una llamada telefónica entre May y el presidente del Consejo de la UE Donald Tusk el martes por la noche, refleja la dimensión de la tarea a la que se enfrenta Reino Unido mientras busca negociar una nueva relación con la UE después del referéndum del 23 de junio.

"La primera ministra sugirió que Reino Unido debía renunciar a la presidencia rotatoria del Consejo, actualmente prevista para la segunda mitad de 2017, señalando que debíamos priorizar las negociaciones para abandonar la Unión Europea", dijo la portavoz.

"La primera ministra explicó que necesitaremos prepararnos cuidadosamente para las negociaciones para abandonar la UE antes de activar el Articulo 50", dijo, refiriéndose al proceso legal formal para abandonar el bloque.

"Donald Tusk aseguró a la primera ministra que ayudará a hacer este proceso tan tranquilo como sea posible", agregó.

Un portavoz de Tusk dijo que no había habido ninguna decisión sobre quién ocuparía la vacante y que las discusiones sobre el tema comenzarían inmediatamente entre los embajadores.

La presidencia la ocupa actualmente Eslovaquia y está previsto que se transfiera a Malta en la primera mitad de 2017. Estonia iba a suceder a Reino Unido en la presidencia.

Entre las posibles soluciones, podrían ampliarse los tiempos para Malta y Estonia tres meses para ocupar el vacío o Bélgica podría ocupar el puesto durante los seis meses.

(Reporte adicional de Philip Blenkinsop en Bruselas, Traducido por María Paúl Vega en Madrid, Editado por Lucila Sigal)

reuters_tickers

 Reuters internacional