Reuters internacional

La suspendida presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, durante la presentación de un libro sobre el "impeachment" a su mandato, en Brasilia, Brasil. 30 de mayo de 2016. La suspendida presidenta brasileña Dilma Rousseff pidió que se realice un referendo sobre la realización de elecciones anticipadas si el juicio político que se está realizando en su contra no termina en su alejamiento definitivo del cargo. REUTERS/Ueslei Marcelino

(reuters_tickers)

Por Anthony Boadle

BRASILIA (Reuters) - La suspendida presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, dijo el viernes que llamaría a un referendo sobre la realización de elecciones anticipadas si el juicio político que se está realizando en su contra no culmina con su alejamiento definitivo del cargo.

Si Rousseff sobrevive al juicio en el Senado, que concluiría en agosto, la Constitución le permitiría continuar hasta el final de su mandato en el 2018, aunque en una débil posición para gobernar.

"Debemos consultar a la población para reconstruir el pacto constitucional que rompió el proceso de juicio político", dijo Rousseff en una entrevista emitida el jueves por la noche por TV Brasil, el canal de televisión del Gobierno brasileño.

Rousseff fue suspendida el 12 de mayo cuando el Senado aprobó por 55 votos contra 22 que fuera sometida a un juicio político por presunta violación de las normas presupuestarias del país.

Muchos analistas políticos estiman que la propuesta de Rousseff de elecciones anticipadas, que no están contempladas por la Constitución brasileña, podría ofrecer una salida ante la crisis política del país.

Al proponer nuevas elecciones si vuelve al cargo que ahora ocupa Michel Temer, Rousseff busca influenciar a los senadores indecisos y ganar los votos que necesita en el juicio político para no ser destituida, afirmaron analistas.

Para bloquear una sentencia y su destitución, la suspendida mandataria necesita que cinco de los senadores que votaron para que sea sometida a juicio den vuelta su postura, por lo que Rousseff sumaría 27 votos equivalentes a un tercio del Senado.

Los partidarios de Rousseff han cuestionado la legitimidad del Gobierno interino de Temer. Más del 25 por ciento de los brasileños tienen una opinión negativa de la gestión y una mayoría quiere que se realicen nuevas elecciones este año, mostró una encuesta esta semana.

La consulta mostró también que casi dos tercios de los brasileños están a favor del juicio político a Rousseff.

Por su parte, los seguidores de Temer se oponen a la idea de elecciones anticipadas, las cuales requerirían una enmienda constitucional aprobada por el Congreso.

(Reporte de Anthony Boadle; editado en español por Janisse Huambachano)

reuters_tickers

 Reuters internacional