Reuters internacional

Un empleado posa para la fotografía con el nuevo teléfono Galaxy Note 7 de Samsung Electronics en su tienda en Seúl, Corea del Sur, el 2 de septiembre de 2016. Samsung Electronics Co Ltd instó el sábado a los usuarios de su Galaxy Note 7 que entreguen sus dispositivos tan pronto como sea posible como parte de una operación destinada a limitar los daños causados por algunos de sus aparatos, que pueden incendiarse. REUTERS/Kim Hong-Ji/File Photo

(reuters_tickers)

Por Se Young Lee y Jeffrey Dastin

SEÚL (Reuters) - Samsung Electronics Co Ltd instó el sábado a los usuarios de su Galaxy Note 7 que entreguen sus dispositivos tan pronto como sea posible como parte de una operación destinada a limitar los daños causados por algunos de sus aparatos, que pueden incendiarse.

El mayor fabricante de "smartphones" del mundo <005930.KS> dijo la semana pasada que cambiaría todos los Note 7 en 10 mercados, incluyendo Corea del Sur y Estados Unidos, un revés costoso para una empresa que contaba con reforzar sus ingresos con el teléfono en un momento en el que competidores como Apple Inc <AAPL.O> lanzan nuevos móviles.

Las denuncias que apuntan a que las baterías de los teléfonos han comenzado a incendiarse mientras se cargan o durante su uso normal llevaron a la Comisión de Seguridad de Productos de Consumo de Estados Unidos a detener el uso del aparato.

Las autoridades de aviación y las aerolíneas de todo el mundo también han emitido prohibiciones o pautas que impiden que los pasajeros enciendan o carguen el teléfono dentro de los aviones.

"Estamos pidiendo a los usuarios que apaguen sus Galaxy Note 7 y los cambien tan pronto como sea posible", dijo en un comunicado Koh Dong-jin, director del negocio de móviles de Samsung.

Para Samsung, la escala de esta revisión no tiene precedentes y supone un duro golpe a su reputación.

Unos 2,5 millones de estos dispositivos que se han vendido en todo el mundo necesitan ser retirados del mercado, según la empresa, y algunos analistas dicen que el tema podría costarle a Samsung casi 5.000 millones de dólares en ingresos perdidos este año.

La empresa surcoreana está ofreciendo canjear todos los Galaxy Note 7 afectados por un móvil con una batería segura.

(Editado en español por Tomás Cobos y Rodrigo Charme)

reuters_tickers

 Reuters internacional