Reuters internacional

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, dando un discurso ante las Naciones Unidas en Nueva York, abr 21, 2016. Santos, cambió el lunes a seis de los 16 ministros de su gabinete, que enfrentará el reto de impulsar y poner en funcionamiento los acuerdos de paz con la guerrilla izquierdista. REUTERS/Mike Segar

(reuters_tickers)

BOGOTÁ (Reuters) - El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, cambió el lunes a seis de los 16 ministros de su gabinete, que enfrentará el reto de impulsar y poner en funcionamiento los acuerdos de paz con la guerrilla izquierdista.

Los movimientos más visibles fueron el ingreso al gabinete de la ex candidata presidencial y dirigente del izquierdista Polo Democrático, Clara López, quien asumirá como ministra de Trabajo, y de Jorge Eduardo Londoño, militante del Partido Verde, como ministro de Justicia.

El Polo Democrático y el Partido Verde no son parte de la coalición que apoya a Santos.

El mandatario dijo que se trata de "un gabinete conformado por colombianos que, independientemente de que hagan o no parte de la actual coalición de gobierno, le apuestan y le han apostado con decisión a apoyar el proceso de paz".

Santos nombró como ministro de Ambiente a Luis Gilberto Murillo y como ministra de Vivienda a Elsa Noguera, ambos del Partido Cambio Radical, que sí integra la coalición que lo apoya.

Como ministra de Comercio designó a María Claudia Lacouture y en la cartera de Transporte a Jorge Enrique Rojas, ambos del Partido de la U, que también pertenece a la alianza de Gobierno.

El presidente había nombrado la semana pasada como ministro de Minas y Energía al economista Germán Arce, del Partido Conservador.

En total, Santos ha cambiado a siete de sus 16 ministros y ratificó a los demás, incluyendo los de Hacienda, Mauricio Cárdenas; de Defensa, Luis Carlos Villegas y a la canciller, María Ángela Holguín.

El mandatario está en la recta final de una negociación en Cuba con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para acabar con un conflicto de más de medio siglo que ha dejado 220.000 muertos y millones de desplazados.

También está muy cerca de iniciar un diálogo de paz con el Ejército de Liberación Nacional (ELN), el segundo grupo rebelde del país.

(Reporte de Luis Jaime Acosta; Editado por Javier López de Lérida)

reuters_tickers

 Reuters internacional