Reuters internacional

En la imagen, partidaros del brexit celebran el resultado del referéndum, el 24 de junio de 2016. El secretario de Estado a cargo de negociar la salida de Reino Unido de la Unión Europea dijo que quiere obtener un acuerdo generoso para los británicos tras el resultado del referendo de junio, aunque declinó garantizar por completo los derechos en el país para los ciudadanos de la UE. REUTERS/Neil Hall

(reuters_tickers)

LONDRES (Reuters) - El secretario de Estado a cargo de negociar la salida de Reino Unido de la Unión Europea dijo que quiere obtener un acuerdo generoso para los británicos tras el resultado del referendo de junio, aunque declinó garantizar por completo los derechos en el país para los ciudadanos de la UE.

David Davis, quien ha dicho que Reino Unido debería comenzar el proceso formal de dejar la UE con la activación del artículo 50 a inicios del 2017, afirmó el domingo que los derechos de los ciudadanos del bloque que viven en Gran Bretaña deberían ser negociados en línea con un acuerdo sobre los derechos de los británicos en Europa.

"Quiero ver un acuerdo generoso para las personas que ya están aquí, porque ellos no eligieron estas circunstancias", dijo Davis el domingo al canal Sky News.

"Quiero hacerlo al mismo tiempo en que negociemos un acuerdo similarmente generoso para los ciudadanos británicos que viven en la UE", declaró.

Davis dijo que respaldaba los derechos de las personas que viven y trabajan en Reino Unido y que espera que todos los ciudadanos cuenten con una protección adecuada. Sin embargo, sugirió que podrían aplicarse restricciones si se produce un aumento de la inmigración desde los 27 países restantes de la UE antes de que se concrete el "Brexit".

"Una forma de abordar el asunto sería decir que sólo las personas que llegaron a partir de cierta fecha obtendrán esta protección", sostuvo, negándose a garantizar por completo los derechos de los europeos que ya están en Reino Unido.

Los controles fronterizos fueron un tema importante en el referendo del 23 de junio, cuando una mayoría de los votantes se mostró a favor de salir de la Unión Europea. Aún así, las restricciones podrían preocupar a las grandes empresas británicas, que están a favor de la libertad de movimiento.

Davis, quien dijo que el recientemente creado Departamento para la Salida de la Unión Europea cuenta con 40 empleados pero que crecerá "a unas doscientas personas", sostuvo que Reino Unido ahora podrá negociar mejores acuerdos comerciales y al mismo tiempo contar con acceso al mercado común europeo.

(Reportes de Costas Pitas y Karin Strohecker. Editado en español por Marion Giraldo)

reuters_tickers

 Reuters internacional