Reuters internacional

El Secretario General de la OEA, Luis Almagro da un discurso durante una sesión plenaria en el Senado de México, en Ciudad de México. 8 de septiembre de 2015. El secretario general la OEA, Luis Almagro, solicitó el jueves la creación de un "grupo de países amigos" que ayude a Venezuela a superar su grave crisis política y económica, una propuesta menos radical a la que hizo previamente de votar la suspensión de la nación petrolera del organismo hemisférico. REUTERS/Edgard Garrido

(reuters_tickers)

Por Diego Oré

CARACAS (Reuters) - El secretario general la OEA, Luis Almagro, pidió el jueves la creación de un "grupo de países amigos" que ayude a Venezuela a superar su crisis política y económica, en una sesión en la que no se votó la aplicación de la carta democrática al país, una medida que habría podido costarle la suspensión del organismo.

El ex canciller uruguayo hizo el planteamiento en la apertura de una sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), con sede en Washington, convocada originalmente para discutir la aplicación de la Carta Democrática sobre Venezuela.

Inicialmente, estaba previsto que las 34 naciones que integran la OEA votaran a favor o en contra de la activación de la Carta y, si dos tercios apoyaban la medida, Venezuela sería la segunda nación después de Cuba en ser suspendida en la historia del organismo.

Sin embargo, Almagro bajó el tono el jueves y aseguró que "el objetivo no es castigar ni sancionar a Venezuela".

"Estamos aquí para apoyar a un Estado miembro y ayudarlo a volver al camino de la democracia. En ese sentido, apoyo la idea de que se constituya un grupo de países amigos de la OEA", dijo en declaraciones transmitidas por medios en Venezuela.

Los países miembros del organismo únicamente tomaron nota del informe que una mayoría le autorizó presentar al secretario general, sin debatir de inmediato la iniciativa de aplicar la Carta Democrática a Venezuela.

El miembro de la OPEP y que fue una de las naciones más prósperas de América Latina sufre una profunda crisis con la inflación más alta del mundo, recesión económica y una tozuda escasez de alimentos y medicinas.

Por ello, la oposición está embarcada en una campaña para revocar al presidente Nicolás Maduro a través de un referéndum, pero asegura que el árbitro electoral está dilatando el proceso para que no se realice este año y, así, asegurarse que sea el vicepresidente quien termine el mandato si el líder socialista es revocado.

EN VENEZUELA "NO HAY CRISIS"

La canciller venezolana, Delcy Rodríguez, rechazó la mediación de la OEA y la calificó como una injerencia.

"Están utilizando esta organización para acosar al Gobierno de Venezuela", dijo antes de proponer la suspensión de la agenda del día al inicio de la sesión.

La petición de Venezuela, tras ser sometida a votación, fue rechazada por 20 países, que se mostraron a favor de escuchar la radiografía que hizo Almagro sobre la situación social, económica y política en el país petrolero.

"El adefesio jurídico, político e ideológico promovido por Almagro en un infame informe de falsedades sobre Venezuela ha sido engavetado (paralizado)", escribió la canciller venezolana en su cuenta personal de Twitter al término de la sesión.

Algunos países, que se mostraron a favor del diálogo para solucionar la crisis, secundaron el acompañamiento liderado por el ex presidente del Gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero.

El español explicó en la semana, en la sede de la OEA, el estado de la mediación que encabeza junto a los ex presidentes Leonel Fernández, de República Dominicana; y Martín Torrijos, de Panamá, bajo el auspicio de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

"Agradecemos profundamente el apoyo generalizado que se le ha dado a la iniciativa de diálogo", dijo la canciller venezolana durante la reunión para luego rechazar las denuncias de la oposición por la profunda crisis del país petrolero.

"No hay crisis humanitaria, no la hay, lo afirmo con total responsabilidad", dijo Rodríguez.

En las últimas semanas, las filas se han agravado a lo largo de Venezuela con miles de desesperados compradores apiñándose a la espera de conseguir pan, pañales o medicinas.

Muchos de los que no logran conseguir los preciados bienes, han optado por saquear los comercios, dejando, hasta el momento, al menos cinco fallecidos tras enfrentamientos.

Durante su intervención, Almagro insistió en que se realice este año el referéndum revocatorio contra Maduro.

"Lo que hemos atestiguado en Venezuela es la pérdida del propósito moral y ético de la política", dijo el abogado tras calificar la crisis como "multidimensional" por la escasez de alimentos, medicinas, incremento de la pobreza, alarmante tasa de homicidios y constantes cortes de agua y luz.

"Como decía Desmond Tutu: 'si eres neutral en situaciones de injusticia, has elegido el lado del opresor'", expresó.

(Reporte adicional de Corina Pons y Daniel Kai en Caracas y Alexandra Valencia en Quito; Editado por Silene Ramírez)

reuters_tickers

 Reuters internacional