Reuters internacional

Un trabajador retira las banderas de Estados Unidos y Puerto Rico tras una conferencia en San Juan, Puerto Rico. 16 de mayo de 2016. Un plan de alivio financiero para que Puerto Rico pueda pagar su deuda de 70.000 millones de dólares superó el miércoles una importante barrera en el Senado de Estados Unidos, al obtener la mayoría necesaria para que el asunto sea debatido y pase a una votación final posiblemente esta semana. REUTERS/Alvin Baez

(reuters_tickers)

Por Susan Cornwell

WASHINGTON (Reuters) - El Senado de Estados Unidos aprobó el miércoles un plan para ayudar a Puerto Rico a lidiar con su deuda de 70.000 millones de dólares y envió la medida al presidente Barack Obama para que la convierta en ley, antes de una posible moratoria del territorio libre asociado.

Obama dijo que espera firmar pronto la medida, aprobada por 68 votos a favor y 30 en contra, y convertirla en ley. La Cámara de Representantes ya había autorizado la propuesta.

"Este proyecto no es perfecto, pero es un primer paso clave para recuperar la economía y restaurar la esperanza de millones de estadounidenses que llaman a Puerto Rico su hogar", dijo Obama.

La legislación crearía un nuevo órgano de supervisión federal nombrado por Washington, con poder para reestructurar la inmanejable deuda de Puerto Rico.

El proyecto autoriza un aplazamiento o detención de cualquier litigio presentado contra el Gobierno puertorriqueño y sus agencias emisoras de deuda retroactivo hasta diciembre. Esto da espacio para que el órgano comience el proceso de reestructuración y supervise un proceso presupuestario sostenible.

El viernes, Puerto Rico enfrenta un potencial incumplimiento de una parte de su deuda si no puede afrontar un pago de 1.900 millones de dólares. El gobernador puertorriqueño, Alejandro García Padilla, ha dicho que la isla caribeña caerá en moratoria sobre parte de su deuda.

Puerto Rico llevaba meses esperando que el Congreso actuara mientras empeoraba su crisis económica. El territorio ya ha incumplido el pago de parte de su deuda. Muchos puertorriqueños desconfían del directorio propuesto, por temor a que usurpe los poderes gubernamentales de la isla y coloque las preocupaciones de los inversores por delante de las prioridades locales.

Líderes de ambos partidos políticos en el Senado advirtieron que si no se aprobaba la legislación, el viernes podría ser necesario un rescate financiado por los contribuyentes estadounidenses.

(Reporte adicional de David Morgan; editado en español por Carlos Serrano)

reuters_tickers

 Reuters internacional