Reuters internacional

Singapur llamó el sábado a extremar la vigilancia un día después de que la policía de Indonesia arrestase a un grupo de hombres que creían que preparaban ataques con cohetes contra la rica capital con la ayuda de un militante del Estado Islámico con sede en Siria. En la imagen, policías antiterroristas transportan una bolsa con armamento sospechoso en una redada en la isla de Batam el 5 de agosto. Antara Foto/M N Kanwa/via REUTERS

(reuters_tickers)

Por Kanupriya Kapoor

BATAM, Indonesia (Reuters) - Singapur llamó el sábado a extremar la vigilancia un día después de que la policía de Indonesia arrestase a un grupo de hombres que creían que preparaban ataques con cohetes contra la rica capital con la ayuda de un militante del Estado Islámico con sede en Siria.

Los seis sospechosos fueron detenidos el viernes en una serie de redadas en la isla de Batam, a unos 15 kilómetros al sur de Singapur, desde donde la policía sospecha que planeaban lanzar los cohetes.

El jefe de la policía local, Sam Budigusdian, dijo que los sospechosos seguían bajo arresto mientras continuaban las investigaciones.

El ministro de interior de Singapur, K. Shanmugam, dijo que los hombres habían planeado atentar contra el turístico puerto deportivo de Marina Bay, sede de la carrera nocturna de Fórmula Uno que discurre junto a una noria gigante y un elegante complejo hotelero con casino.

"Esto demuestra que nuestros enemigos están pensando en formas diferentes de atacarnos", dijo Shanmugam en un post en facebook.

"Los terroristas ... tratan de entrar a través de nuestras fronteras, también tratan de lanzar ataques desde fuera. Y esto, además de ataques de radicalizados. Tenemos que ser extremadamente vigilantes", dijo.

Batam está conectada con Singapur por barcos con elevada frecuencia y sus complejos turísticos en la playa y campos de golf son un popular destino de fin de semana para los ciudadanos de Singapur.

SINGAPUR, OBJETIVO DEL ESTADO ISLÁMICO

Las autoridades identificaron al líder del grupo detenido en Batam como Gigih Rahmat Dewa, quien, según medios locales, tiene 31 años de edad, trabaja en una fábrica de la ciudad javanesa de Solo, ligada a varios ataques previos de militantes islámicos en Indonesia.

El grupo de arrestados es sospechoso de tener vínculos con Bahrun Naim, un ciudadano indonesio que ha vivido en la ciudad de la isla de Java y que ahora se cree que está luchando con el Estado Islámico en Siria.

"Las seis personas lideradas por GRD planearon lanzar ataques", dijo a periodistas el jefe nacional de policía, Tito Karnavian refiriéndose al cabecilla por sus iniciales.

Los investigadores creen que Naim fue uno de los cerebros detrás del ataque que en enero golpeó a la capital indonesia, Yakarta, causando la muerte de ocho personas, incluidos cuatro atacantes.

En una entrada en un blog tras los ataques que sacudieron París el pasado mes de noviembre, Naim instó a su audiencia en Indonesia a estudiar la planificación, el momento y la valentía de los yihadistas que mataron a 130 personas en la capital francesa.

La policía dijo que aún no había descubierto ninguna evidencia física de los preparativos para un ataque con cohetes.

"En estos momentos estamos estudiando los materiales que tenían y no puedo decir que hayamos encontrado un cohete", dijo el responsable de policía de Batam, Helmi Santika. "Entre otras cosas, se han incautado varias armas incluyendo flechas , armas de fuego de amplio rango y pistolas".

reuters_tickers

 Reuters internacional