Reuters internacional

Bomberos apagando unas tiendas de campaña en Sarmada, Siria, mayo 6, 2016. El Ejército sirio negó haber realizado ataques aéreos contra un campamento cerca de la frontera turca el jueves, que causaron la muerte de al menos 28 personas, pero el jefe de derechos humanos de Naciones Unidas dijo que reportes iniciales sugerían que un avión del gobierno fue responsable del incidente. Social Media ATENCIÓN EDITORES, IMAGEN PROPIEDAD DE TERCEROS, REUTERS NO PUEDE CONFIRMAR LA FOTOGRAFÍA, NO DISPONIBLE SU USO PARA VENTAS O ARCHIVOS

(reuters_tickers)

BEIRUT/GINEBRA, 6 mayo (Reuters) - El Ejército sirio negó haber realizado ataques aéreos contra un campamento cerca de la frontera turca el jueves, que causaron la muerte de al menos 28 personas, pero el jefe de derechos humanos de Naciones Unidas dijo que reportes iniciales sugerían que un avión del gobierno fue responsable del incidente.

La cifra de muertos del ataque contra el campamento para desplazados internos cerca del pueblo de Sarmada incluyó a mujeres y niños, dijo el Observatorio Sirio de Derechos Humanos y podría aumentar debido a que muchas personas resultaron gravemente heridas.

"No hay verdad en los reportes (...) sobre que la fuerza aérea siria atacó un campamento para desplazados en el campo de Idlib", dijo el Ejército sirio en un comunicado publicado el viernes por medios estatales.

El Alto Comisionado para los Derechos Humanos de Naciones Unidas, Zeid Ra'ad al Hussein, dijo que los ataques eran casi seguro un crimen de guerra deliberado.

"Considerando que estos asentamientos de tiendas de campaña han estado en estas locaciones durante varias semanas, y pueden ser vistos claramente desde el aire, es extremadamente improbable que estos ataques asesinos fueran un accidente", dijo Zeid en un comunicado.

"Mi personal, junto con otras organizaciones, no dejarán piedra sin remover en sus esfuerzos por investigar y registrar evidencia de lo que parece ser un crimen despreciable y calculado contra un grupo de personas extremadamente vulnerable", agregó.

"Reportes iniciales sugieren que los ataques fueron realizados por un avión del Gobierno sirio, pero esto aún debe ser verificado", sostuvo.

Imágenes compartidas en redes sociales mostraron a trabajadores de rescate apagando incendios que aún ardían en medio de esqueletos de tiendas de campaña en un campo lodoso y restos de cuerpos calcinados.

(Reporte de John Davison en Beirut y Tom Miles en Ginebra. Editado en español por Lucila Sigal)

reuters_tickers

 Reuters internacional