Reuters internacional

Una mujer emitiendo su voto en las elecciones parlamentarias en Damasco, abr 13, 2016. Los sirios votaron el miércoles en elecciones parlamentarias celebradas en las zonas controladas por el Gobierno, en lo que calificaron como una muestra de apoyo al presidente, Bashar al-Assad, mientras sus opositores y las potencias occidentales denunciaron los comicios como ilegítimos. REUTERS/Omar Sanadiki

(reuters_tickers)

Por John Davison y Laila Bassam

DAMASCO (Reuters) - Los sirios votaron el miércoles en elecciones parlamentarias celebradas en las zonas controladas por el Gobierno, en lo que calificaron como una muestra de apoyo al presidente, Bashar al-Assad, mientras sus opositores y las potencias occidentales denunciaron los comicios como ilegítimos.

Las elecciones se están celebrando independientemente del proceso liderado por Naciones Unidas para intentar poner fin a cinco años de guerra civil. Está previsto que las conversaciones de paz se reanuden en Ginebra el miércoles, en medio de una reactivación de los combates que oscurece el ya complicado panorama para la diplomacia.

El Gobierno asegura que la votación se está celebrando a tiempo, de acuerdo con la Constitución, un punto de vista destacado por sus aliados rusos. La oposición afirma que la elección carece de importancia, mientras Reino Unido y Francia la despreciaron como una "endeble fachada" y una "farsa".

Los votantes elegirán a 250 parlamentarios, que no tienen poder real en el sistema presidencial sirio. El estado los está convocando con el eslogan "Tu voto fortalece tu resolución".

"Estamos votando por el bien del pueblo sirio y de Assad. Assad ya es fuerte, pero estas elecciones muestran que la gente lo apoya y lo impulsa", dijo Hadi Jumaa, un estudiante de 19 años, mientras depositaba su papeleta en su colegio mayor universitario en Damasco.

Decenas de personas hacían cola para votar en un colegio electoral donde había un retrato de Assad colgado en la pared. Fuera, algunos bailaban.

Acompañado de su esposa Asma, un sonriente Assad acudió a votar en Damasco, asegurando a la televisión estatal que el terrorismo destruyó parte de la infraestructura del país, pero no su "estructura social, la identidad nacional".

"Estas elecciones no significan nada", dijo Asaad al-Zoubi, negociador jefe del principal organismo opositor, el Comité Superior de Negociación. "Son ilegítimas; un teatro para lograr una dilación, un teatro mediante el cual el régimen intenta darse algo de legitimidad".

(Reporte adicional de Suleiman al-Khalidi en Amán y Tom Perry y Angus McDowall en Beirut; escrito por Tom Perry; editado en español por Carlos Serrano)

reuters_tickers

 Reuters internacional