Reuters internacional

Un policía vigila en el frontis de la Reserva Federal de Estados Unidos en Washington. 12 de octubre de 2016. La economía de Estados Unidos crecería solo modestamente hasta fin de año, con una inflación baja, pero la probabilidad de que la Reserva Federal eleve su tasa de interés en diciembre ahora es de 70 por ciento, halló un sondeo de Reuters. REUTERS/Kevin Lamarque

(reuters_tickers)

(Infografía de los resultados del sondeo: http://tmsnrt.rs/2e7JFpt)

Por Sumanta Dey y Anu Bararia

(Reuters) - La economía de Estados Unidos crecería sólo modestamente hasta fin de año, con una inflación baja, pero la probabilidad de que la Reserva Federal eleve su tasa de interés en diciembre ahora es de 70 por ciento, reveló un sondeo de Reuters.

Ocho años después de la crisis financiera, la mayor economía del mundo todavía está tratando de pararse sobre terreno firme. Atraviesa períodos de expansión decente, seguidos de etapas de debilidad, sugiriendo que será difícil un retorno al ritmo de crecimiento anterior a la crisis financiera.

Una inflación persistentemente baja ha alentado a la Fed a mantener una política monetaria ultra-expansiva, aunque la solidez del empleo señala que pronto podría repuntar el aumento de los precios minoristas de la mano de una aceleración de las ganancias salariales de los empleados.

El sondeo entre casi 100 economistas, realizado en la última semana, proyectó que el crecimiento trimestral anualizado se aceleró a 2,6 por ciento en el trimestre que acaba de terminar, desde 1,4 por ciento en el segundo, pero que se moderará a 2,3 por ciento en octubre-diciembre.

Para el próximo año, los economistas proyectaron que la economía se expandirá de 2,0 por ciento a 2,1 por ciento en cada trimestre. Esas expectativas muestran pocos cambios respecto de los últimos sondeos. El rango de las previsiones para 2017 de crecimiento trimestral fue de 0,3 por ciento a 3,2 por ciento, versus 1,3 a 3,5 por ciento en el sondeo de septiembre.

La probabilidad mediana de que ocurra una recesión en el próximo año bajó a 15 por ciento desde 20 por ciento, según los economistas del sondeo.

"Esto es lo mejor que tendremos", dijo Ryan Sweet, un economista de Moody's Analytics, subrayando las dudas sobre un regreso al ritmo cercano al 4 por ciento que se vio antes de la crisis financiera.

"Pero los fundamentos están muy fuertes para el consumo y el 2017 debería ser un buen año. Las hojas de balance de las familias están en muy buena forma, el mercado laboral se ajusta y el crecimiento salarial se acelera", añadió.

MENOR DESOCUPACIÓN

El sondeo predijo que la tasa de desocupación caerá a 4,7 por ciento en promedio en 2017, desde 5,0 por ciento ahora, aunque eso probablemente venga a la par de una desaceleración de las contrataciones.

Se sumarían alrededor de 150.000 nuevos puestos de trabajo en promedio cada mes en 2017 frente al promedio mensual de 178.000 en lo que va de este año.

Ese panorama de crecimiento más lento comparado con recuperaciones previas se contradice ligeramente con las expectativas de qué hará la Fed, el único banco central entre los más importantes que subió sus tasas recientemente.

Los analistas dieron una probabilidad mediana de 70 por ciento de que la Fed suba su tasa a 0,50-0,75 por ciento en su encuentro del 13-14 de diciembre. Tres analistas ofrecieron una probabilidad menor al 50 por ciento, un número menor que los seis que habían predicho este escenario previamente.

Los mercados financieros, por otra parte, descuentan una probabilidad de 64 por ciento de un movimiento en diciembre.

La diferencia entre eso y las expectativas de los economistas es la más estrecha desde que un aumento de la Fed a fin de año se convirtió en el escenario más probable hace unos meses.

El sondeo mostró que dos incrementos de tasas de 25 puntos básicos más son probables en 2017, en el segundo trimestre y en el cuarto, lo que dejaría la tasa de los fondos federales en un rango de 1,00 por ciento a 1,125 por ciento, similar a lo que proyectan los funcionarios.

A pesar de las previsiones de un ajuste monetario constante, los economistas apenas revisaron sus estimaciones para la medición favorita de la Fed de la inflación, el gasto en consumo personal, que ha estado en general por debajo del objetivo de 2 por ciento desde 2008.

El índice, conocido como PCE por sus siglas en inglés, está proyectado que promedie un 1,7 por ciento este año y un 1,8 por ciento en 2017.

En una pregunta por separado antes de las elecciones presidenciales de noviembre, la mayoría de los encuestados -50 de 54- dijo que la plataforma electoral de la candidata demócrata Hillary Clinton probablemente genere el mejor resultado económico para el país a largo plazo.

(Sondeos de Kailash Bathija y Krishna Eluri. Editado en español por Gabriel Burin)

reuters_tickers

 Reuters internacional