Reuters internacional

Por Julie Steenhuysen

CHICAGO (Reuters) - Las mujeres embarazadas de algunos países de América Latina han comenzado a buscar píldoras abortivas a través de Internet en organismos de ayuda sin fines de lucro, debido al temor sobre los efectos que el virus de Zika pueda tener en el desarrollo de sus fetos, mostró un nuevo estudio.

La investigación, publicada el miércoles como una carta en el New England Journal of Medicine, es la primera que mide la respuesta de las embarazadas a las advertencias sobre el virus de Zika en países donde el aborto está restringido o prohibido.

Detectado inicialmente el año pasado en Brasil, el actual brote de Zika ha sido relacionado a más de 1.400 casos de microcefalia, una malformación congénita poco frecuente que puede llevar a graves problemas de desarrollo.

A medida que el virus de Zika se propaga por América Latina, varios países, como El Salvador, han recomendado a las mujeres que eviten el embarazo, incluso si tienen acceso limitado a métodos anticonceptivos o al aborto.

La Organización Mundial de la Salud también sugirió recientemente a las parejas que viven en zonas donde se han reportado contagios con el virus de Zika que consideren postergar el embarazo.

La doctora Abigail Aiken, experta en salud reproductiva de la Universidad de Texas, y sus colegas analizaron solicitudes de servicios de aborto realizadas a Women on Web, una organización sin fines de lucro que brinda las medicinas abortivas mifepristona y misoprostol, así como consultas en línea para mujeres en países donde el aborto legal está restringido.

Los investigadores compararon las solicitudes de aborto realizadas tras el 17 de noviembre del 2015, cuando la región recibió la primera advertencia sobre el potencial riesgo de malformaciones congénitas asociado al Zika, con las cifras previstas del mismo grupo basándose en los datos de los cinco años previos.

Hallaron un aumento estadísticamente significativo en las solicitudes de abortos en siete de ocho países donde circula el virus de Zika, en los que el aborto está restringido y las autoridades han advertido sobre los riesgos asociados al contagio durante el embarazo.

Las solicitudes de medicamentos para inducir el aborto se duplicaron entre noviembre de 2015 y marzo del 2016 en Brasil, donde el aborto está prohibido salvo en casos de violación, cuando la vida de la madre está en riesgo o el feto es inviable.

Los pedidos aumentaron en un 35,6 por ciento en El Salvador, un 36,1 por ciento en Costa Rica, un 38,7 por ciento en Colombia, un 75,7 por ciento en Honduras, un 93,3 por ciento en Venezuela y un 107,7 por ciento en Ecuador.

Las píldoras para el aborto de Women on Web sólo se ofrecen durante el primer trimestre del embarazo, que suele ser muy pronto como para confirmar si el feto ha sido afectado por el virus de Zika. Los investigadores han dicho que las señales de microcefalia podrían no aparecer hasta bien avanzado el segundo trimestre, cuando el aborto podría ser ilegal en muchos países.

(Reporte de Julie Steenhuysen; Editado en Español por Ricardo Figueroa)

reuters_tickers

 Reuters internacional