Reuters internacional

Una cosechadora depositando granos de soja en un camión en Chacabuco, Argentina, abr 24, 2013. Los dueños de camiones de granos de Argentina iniciaron el lunes una huelga por tiempo indefinido en reclamo de un aumento en las tarifas que cobran por el transporte, una medida que podría afectar las exportaciones de uno de los principales proveedores mundiales de alimentos. REUTERS/Enrique Marcarian

(reuters_tickers)

BUENOS AIRES (Reuters) - Los dueños de camiones de granos de Argentina iniciaron el lunes una huelga por tiempo indefinido en reclamo de un aumento en las tarifas que cobran por el transporte, una medida que podría afectar las exportaciones de uno de los principales proveedores mundiales de alimentos.

La Federación de Transportadores Argentinos (Fetra) y la Confederación Argentina del Transporte Automotor de Cargas (CATAC) lanzaron la protesta por la falta de acuerdo sobre el precios de las tarifas con agricultores y el Gobierno, lo que afecta el movimiento de granos hacia los puertos.

"Estamos de paro, con un alto impacto nacional", dijo a Reuters Pablo Agolanti, vicepresidente de Fetra.

En un país con una inflación que supera el 30 por ciento anual, el sector se queja de que el aumento en los costos ha golpeado su capacidad operativa.

De acuerdo con la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), el lunes ingresaron unos 1.685 camiones con granos a los puertos del aglomerado urbano de Rosario -el principal centro agroexportador del país-, frente a los 5.157 que arribaron el viernes.

Sin embargo, las firmas agroexportadoras habitualmente poseen reservas de granos en sus terminales portuarias, donde los conflictos gremiales son reiterados.

"Las empresas tienen amplias existencias, por lo que, para que la protesta tenga impacto en las exportaciones, tiene que extenderse en el tiempo", dijo Guillermo Rossi, analista de la Dirección de Informaciones y Estudios Económicos de la BCR.

Por su parte, Guillermo Wade, director ejecutivo de la Cámara de Actividades Portuarias y Marítimas (CAPyM), agregó que "la semana pasada las descargas (de granos en los puertos) fueron importantes".

En Argentina, y particularmente en Rosario -de donde sale cerca del 80 por ciento de los embarques del sector agropecuario argentino- compañías como Cargill y Bunge poseen puertos propios.

La medida de los dueños de camiones se produce en momentos en los que los agricultores ya recolectaron prácticamente toda la soja del país, aunque aún restan varios lotes de maíz 2015/16 por trillar.

Argentina es el principal exportador mundial de aceite y harina de soja, y el cuarto de maíz.

(Reporte de Hernán Nessi y Maximilian Heath,; Editado por Nicolás Misculin)

reuters_tickers

 Reuters internacional