Reuters internacional

La tormenta Hermine se aprecia costa afuera del Atlántico medio de Estados Unidos en la imagen satelital del 3 de septiembre de 2016 entregada por la NASA. Hermine avanzaba el domingo costa afuera del Atlántico medio de Estados Unidos, donde se preveía que arruinara el fin de semana largo del Día del Trabajo con fuertes vientos, lluvias torrenciales y un aumento del nivel del mar tras pasar por las islas frente a Carolina del Norte. NASA/NOAA GOES Project/Handout via Reuters

(reuters_tickers)

Por Chris Prentice y Daniel Trotta

NUEVA YORK (Reuters) - La tormenta Hermine amenazaba con recobrar fuerza de huracán el domingo frente a la costa de Estados Unidos en el Atlántico y afectar a los estados del norte tras dejar un rastro de destrucción en el sur.

Autoridades advirtieron que la tormenta podría causar crecidas mortales del nivel del mar y se ordenó a bañistas y surfistas permanecer fuera del agua durante el fin de semana del feriado del Día del Trabajo, cuando muchos estadounidenses celebran el fin del verano.

Por la noche, el centro de la tormenta se alejó más al este y lejos de la costa de lo previamente pronosticado, dijo Rick Knabb, director del Centro Nacional de Huracanes (CNH).

"Son buenas noticias, pero esto no ha terminado porque aún pronosticamos que (la tormenta) de dirija al norte y pueda convertirse en huracán otra vez", agregó Knabb, debido a que el sistema se movería por agua templada.

Se espera que la tormenta, que dejó al menos dos muertos en Florida y Carolina del Norte, permanezca frente a la costa por varios días. Tenía vientos sostenidos de 110 kilómetros por hora a las 1800 GMT, dijo el CNH.

Los cortes masivos de energía y las inundaciones que afectaron Florida, Georgia y Carolina del Norte y del Sur aún no habían ocurrido más al norte, donde las noticias alejaron a los turistas de las playas. El domingo estaba soleado, pero el viento era más fuerte que el usual y el oleaje era intenso.

"Fue un poco exagerado por los medios", dijo Andrew Thulin, gerente general adjunto de Daddy O Hotel Restaurant en la localidad turística de Long Beach Township, Nueva Jersey. "Arruinó el fin de semana para todos aquí. Hablé con todos mis colegas y todos decíamos '¿le vamos a mandar la cuenta al canal Weather Channel?'", comentó.

Más al sur, en Cape May, Nueva Jersey, las intensas lluvias alejaron a los turistas el sábado, pero el tiempo mejoró para el domingo. Las autoridades tomaron todas las precauciones necesarias para evitar la devastación causada por la supertormenta Sandy en 2012.

En otras partes del estado se registraron algunas inundaciones costeras y las playas desaparecieron por la alta marea.

Hermine, el primer huracán en tocar tierra en Florida en 11 años, llegó el viernes cerca de la ciudad de St. Marks con vientos de 129 kilómetros por hora. El fenómeno climático provocó apagones, inundaciones, caídas de árboles y del tendido eléctrico en Carolina del Norte y Florida, mientras que la lluvia causó inundaciones en la costa de Virginia.

El CNH prevé que las lluvias se mantengan alejadas de la costa y que Hermine descargue entre 2,5 a 5 centímetros de precipitaciones el lunes desde Long Island a Massachusetts.

(Editado en español por Patricio Abusleme/Patricia Avila)

reuters_tickers

 Reuters internacional