Reuters internacional

Una bandera de la Unión Europea frente al Big Ben, durante una marcha en protesta contra el resultado del "Brexit", en Londres, Inglaterra. El Tribunal Superior de Londres dijo el martes que decidirá "lo antes posible" si los legisladores británicos, y no el Gobierno en solitario, deben poner en marcha el proceso formal para abandonar la Unión Europea, en un caso seguido con interés por políticos y mercados. REUTERS/Paul Hackett

(reuters_tickers)

Por Michael Holden

LONDRES (Reuters) - El Tribunal Superior de Londres dijo el martes que decidirá "lo antes posible" si los legisladores británicos, y no el Gobierno en solitario, deben poner en marcha el proceso formal para abandonar la Unión Europea, en un caso seguido con interés por políticos y mercados.

Una campaña popular puso en marcha una acción legal alegando que ni la primera ministra, Theresa May, ni sus ministros tienen autoridad para invocar el Artículo 50 del Tratado de Lisboa de la UE -el mecanismo según el cual una nación puede dejar el bloque- sin el respaldo explícito del Parlamento británico.

Durante tres días de una disputa legal en la que participaron algunos de los principales abogados del país, el Tribunal Superior escuchó al Gobierno argumentar que una decisión de activar el Artículo 50 podría no tener marcha atrás y que un acuerdo final con la UE debería ser ratificado "muy probablemente" por el Parlamento.

No obstante, todavía debe ser determinado el asunto clave de si May puede invocar el Artículo 50 recurriendo al antiguo poder de la "prerrogativa real".

"Debemos tomarnos un tiempo para estudiar el asunto y ofreceremos nuestro juicio lo antes posible", dijo el juez John Thomas, el más alto magistrado británico, quien lleva el caso junto a otros dos destacados juristas.

Lo más probable es que cualquiera de las partes que pierda apele a la Corte Suprema, el principal órgano judicial de Reino Unido, que daría un veredicto final en diciembre.

May anunció que invocará el Artículo 50 a fines de marzo próximo, poniendo en marcha un proceso de divorcio de dos años, aunque prometió que los legisladores serán consultados sobre las negociaciones posteriores.

La libra esterlina cayó a mínimos de 31 años desde el anuncio de May y el proceso judicial está siendo seguido al detalle por los actores del mercado, que creen que cuanto más se involucre el Parlamento más posibilidades hay de un "Brexit suave", en el que Reino Unido se quedaría dentro o cerca del mercado único de la UE.

(Editado en español por Marion Giraldo y Carlos Serrano)

reuters_tickers

 Reuters internacional