Reuters internacional

El candidato presidencial republicano, Donald Trump, da un discurso en Washington D.C, EEUU, el 9 de septiembre de 2016. El republicano Donald Trump parece tener más despejado el camino hacia la Casa Blanca puesto que algunos estados ya no son considerados victorias probables para su rival demócrata Hillary Clinton, según la última proyección del estudio Estados de la Nación de Reuters/Ipsos difundido el sábado. REUTERS/Mike Segar

(reuters_tickers)

Por Chris Kahn

NUEVA YORK (Reuters) - El republicano Donald Trump parece tener más despejado el camino hacia la Casa Blanca puesto que algunos estados ya no son considerados victorias probables para su rival demócrata Hillary Clinton, según la última proyección del estudio Estados de la Nación de Reuters/Ipsos difundido el sábado.

El proyecto, que combina sondeos de opinión con un análisis de patrones de votación bajo diferentes escenarios electorales, aún muestra a Clinton con las mejores posibilidades de ganar la presidencia en los comicios del 8 de noviembre, si se celebraran hoy. Pero Trump ha logrado su nivel de apoyo en varios estados.

Clinton ahora tiene un 83 por ciento de posibilidades de ganar la elección por un promedio de 47 votos en el Colegio Electoral, el organismo que finalmente selecciona al presidente. A fines de agosto, el reporte de Estados de la Nación estimaba que la candidata demócrata tenía un 95 por ciento de ganar por un promedio de 108 votos.

En las últimas semanas, la ventaja de Clinton en los sondeos nacionales ha caído considerablemente. Las encuestas tienden a ajustarse a medida que se acerca el día de la elección y la campaña de Clinton ha tenido problemas para superar la controversia sobre cómo manejó información clasificada mientras era secretaria de Estado.

Un sondeo separado de Reuters/Ipsos de probables votantes mostró que una ventaja de 8 puntos para Clinton se desvaneció desde la última semana de agosto.

Clinton aún ganaría en 17 estados, incluyendo a muchos con grandes poblaciones urbanas como Nueva York, New Jersey y California, que tienen mucha influencia en el resultado de la elección. Trump ganaría 23 estados, muchos de ellos con poblaciones más pequeñas.

El número de estados proyectados para Clinton cayó en las últimas semanas. Dos de estos estados, Ohio y Florida, eran considerados potenciales victorias para Clinton a fines de agosto. Ahora los candidatos están prácticamente empatados en cuanto al apoyo. Otros cinco estados, incluyendo a Michigan y Carolina del Norte, también están en duda.

El tamaño de la muestra era insuficiente para determinar el resultado en Wyoming, Vermont, Alaska y el Distrito de Columbia, aunque Alaska suele votar por los republicanos y Washington D.C. suele hacerlo por el candidato del Partido Demócrata.

(Editado en español por Lucila Sigal)

reuters_tickers

 Reuters internacional