Reuters internacional

Un seguidor del candidato presidencial republicano Donald Trump durante un mitin de campaña en Jackson, Misisipi, EEUU. 25 ago 2016. Los candidatos Hillary Clinton y Donald Trump discutieron el jueves sobre cuál de los dos sería un mejor presidente para las minorías de Estados Unidos, en una jornada en la que se acusaron mutuamente de ser una amenaza para los intereses de los afroamericanos y latinos. REUTERS/Carlo Allegri

(reuters_tickers)

Por Amanda Becker y Steve Holland

PALO ALTO/NUEVA YORK (Reuters) - Los candidatos Hillary Clinton y Donald Trump discutieron el jueves sobre cuál de los dos sería un mejor presidente para las minorías de Estados Unidos, en una jornada en la que se acusaron mutuamente de ser una amenaza para los intereses de los afroamericanos y latinos.

Clinton necesita mantener el respaldo de las minorías para vencer a su rival republicano en las elecciones del 8 de noviembre y el jueves tiene previsto ofrecer un discurso en el que criticará al magnate inmobiliario por considerar que aviva las divisiones y alienta a los grupos racistas.

Las encuestas indican que Trump tiene baja intención de voto entre las minorías, pero últimamente está intentando buscar su apoyo, sugirieron que podría suavizar su postura en torno a la inmigración. En un mitin en Jackson, Misisipi, el candidato republicano llamó a Clinton una "intolerante" que no haría nada por ayudar a la comunidad negra.

"Siempre hemos tenido grandes relaciones con la comunidad afroamericana y las he convertido en un asunto prioritario", dijo Trump el jueves antes de sostener una reunión en Nueva York con republicanos negros e hispanos. "Ellos realmente han sido dejados de lado por Hillary Clinton y los demócratas", aseveró.

Trump ha sido duramente criticado por las minorías por sus propuestas sobre inmigración, que incluyen deportar a millones de extranjeros indocumentados, construir un muro en la frontera con México y suspender el ingreso de musulmanes al país para reforzar la seguridad nacional. Sin embargo, recientemente sugirió que podría ser más flexible en sus opiniones.

En comentarios emitidos por Fox News el miércoles por la noche, Trump dijo que estaría dispuesto a trabajar con inmigrantes ilegales que hayan cumplido las leyes estadounidenses mientras residían en el país, retractándose en parte de su insistencia en las primarias de que trataría de deportar a los 11 millones de extranjeros indocumentados.

El jueves, Trump dijo que ofrecerá más adelante un discurso sobre inmigración con más detalles sobre su posición actualizada, tras cancelar planes previos para tratar el asunto. El virtual giro llega en momentos en que el republicano busca hacerse con parte del fuerte respaldo que tiene Clinton entre las minorías hispanas y negras.

La ex primera dama continuará con sus mítines el jueves por la tarde en Nevada, un estado con gran población hispana, en un discurso que según uno de sus asesores buscará desmantelar "la visión distópica y divisiva" de Trump en torno a las minorías.

(Escrito por Ginger Gibson; reporte adicional de Amanda Becker en Palo Alto, California, y Steve Holland en Nueva York; editado en español por Marion Giraldo)

reuters_tickers

 Reuters internacional