Reuters internacional

Un agente del Servicio Secreto estadounidense disparó a un hombre que blandía un arma de fuego cerca de la Casa Blanca el viernes, mientras que el presidente Barack Obama estaba fuera jugando al golf, y el hombre fue trasladado a un hospital en estado crítico, dijeron las autoridades. Imagen de miembros del equipo de contra asalto del Servicio Secreto sacan del coche su equipo después de que el presidente de EEUU Barack Obama llegase a la Casa Blanca tras jugar al golf en Washington, D.C., Estados Unids, el 20 de mayo de 2016. REUTERS/Mike Theiler

(reuters_tickers)

Por Megan Cassella

WASHINGTON (Reuters) - Un agente del Servicio Secreto estadounidense disparó a un hombre que blandía un arma de fuego cerca de la Casa Blanca el viernes, mientras que el presidente Barack Obama estaba fuera jugando al golf, y el hombre fue trasladado a un hospital en estado crítico, dijeron las autoridades.

El Servicio Secreto, que protege al presidente y su familia, cerró durante poco tiempo la Casa Blanca como medida de precaución, y el vicepresidente Joe Biden se aseguró dentro del complejo durante el bloqueo, dijo una portavoz de la Casa Blanca.

Posteriormente las autoridades dijeron que no parecía haber ningún vínculo con el terrorismo.

El tiroteo tuvo lugar justo al lado de las calles 17 y E, cerca de lo que se conoce como el Jardín Sur cerca del hogar y las oficinas del presidente.

Un hombre con una pistola se acercó a un puesto de control poco después de 3 p.m. (1900 GMT), cuando los agentes del Servicio Secreto uniformados le ordenaron detenerse y soltar el arma, dijo el Servicio Secreto en un comunicado.

"Al no cumplir el sujeto las órdenes verbales, recibió un disparo por un agente del servicio secreto y fue puesto bajo custodia", dijo el comunicado.

El hombre fue llevado al hospital en estado crítico, dijeron los Servicios Médicos de Emergencia del Distrito de Columbia.

Las autoridades dijeron que estaban investigando los motivos que llevaron al individuo a acercarse a la Casa Blanca con un arma.

"En este momento, sobre la base de una investigación preliminar, no se conoce ningún nexo con el terrorismo", dijeron las agencias de seguridad en un comunicado conjunto.

El hombre, que parecía estar en su mediados de la veintena, se dirigió a una puerta de la Casa Blanca con una pistola de color plateado apuntando al suelo, dijo Brett Polivka, un visitante de 26 años de edad, de Texas, que estaba cerca de la parte sur de la casa Blanca.

"Una pareja oficiales sacaron sus armas, se fueron directamente hacia él y tras dos o tres segundos se escuchó un disparo", dijo Polivka.

El Servicio Secreto, que también protege otros altos dignatarios, dijo que todas las personas bajo su protección estaban a salvo, pero no dijo si la familia de Obama estaba en casa en ese momento.

"Todo el mundo en la Casa Blanca esta seguro", dijo un funcionario de la Casa Blanca.

El tiroteo se produce tras varios incidentes que han planteado cuestiones preguntas sobre las actuaciones del servicio secreto.

En septiembre de 2014, un hombre que llevaba un cuchillo saltó una valla y corrió dentro de la propia Casa Blanca en una de las peores violaciones de la seguridad durante el mandato de Obama.

Ese episodio llevó a la renuncia del director del Servicio Secreto.

reuters_tickers

 Reuters internacional