Reuters internacional

Una mujer murió y otras cinco personas resultaron heridas por el ataque con cuchillo de un hombre que presuntamente padecía problemas mentales en el centro de Londres, en un suceso que la policía dijo podría estar relacionado con el terrorismo. REUTERS/Neil Hall

(reuters_tickers)

Por Costas Pitas y Michael Holden

LONDRES (Reuters) - Una mujer murió y otras cinco personas resultaron heridas por el ataque con cuchillo de un hombre que presuntamente padecía problemas mentales en el centro de Londres, en un suceso que la policía dijo podría estar relacionado con el terrorismo.

La policía dijo que recibió una llamada a las 2233 hora local (2133 GMT), después de que el hombre atacase a varias personas en Russell Square de Londres, un elegante parque cerca de donde un suicida con bomba se inmoló en 2005.

"Los primeros indicios sugieren que la salud mental es un factor significativo en este caso y esa es una de las principales líneas de investigación", dijo a periodistas el subcomisario de la Policía Metropolitana de Londres, Mark Rowley.

"Desde luego, en esta etapa debemos mantener la mente abierta sobre los motivos y, por lo tanto, aún persiste la motivación terrorista como una línea de investigación para explorar", agregó Rowley, que es el oficial británico de mayor rango en la lucha contra el terrorismo.

La policía, que llegó al lugar cinco minutos después de la llamada, utilizó una pistola eléctrica para paralizar al sospechoso de 19 años. La investigación está encabezada por el comando de homicidios con la ayuda de agentes antiterroristas, informó Rowley.

La mujer fue atendida en el lugar, pero murió poco después. Los otros heridos, una mujer y cuatro hombres, fueron atendidos en el hospital y tres de ellos fueron dados de alta.

Un periodista de Reuters en el lugar de los hechos dijo que la policía cerró el sector sur del parque -que se ubica en el centro de la zona universitaria de Londres y cerca de lugares como el Museo Británico- y que el equipo forense acordonó la zona y colocó una carpa en el suelo.

El nivel de amenaza en Reino Unido permanece en "severo", el segundo más alto, lo que significa que hay "altas probabilidades" de un ataque. La policía de Londres prometió desplegar más agentes armados después de una serie de ataques letales en Francia, Alemania y Bélgica.

Los ataques en Europa han elevado la tensión entre algunas comunidades y planteado cuestiones sobre la política de fronteras de la Unión Europea, además de reforzar el apoyo a los grupos antieuropeístas de extrema derecha.

Los jefes policiales y de seguridad han advertido repetidamente de que combatientes del Estado Islámico quieren llevar a cabo ataques contra Reino Unido, un aliado cercano a Estados Unidos.

"AMENAZA GRAVE"

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, el primero musulmán de una gran capital occidental, pidió vigilancia.

"La seguridad de todos los londinenses es mi prioridad número uno y mi corazón está con las víctimas y del incidente en Russell Square y con sus seres queridos", dijo.

"Insto a todos los londinenses a que mantengan la calma y estén vigilantes. Por favor avisen de cualquier sospecha a la Policía. Todos tenemos un importante papel que jugar como testigos para nuestra policía y servicios de seguridad y en ayudar a garantizar que Londres está protegida".

Sólo horas antes del ataque en Russell Square, el jefe de policía de la ciudad dijo que desplegaría 600 agentes armados adicionales en la capital para disuadir posibles ataques.

Los jefes de Policía antiterrorista de Londres han advertido antes de que el Estado Islámico buscaba radicalizar personas vulnerables con problemas mentales para que lleven a cabo ataques. En algunas operaciones, los policías han recibido asesoramiento de psicólogos especializados.

Londres fue golpeada por unos ataques suicidas con bomba coordinados el 7 de julio de 2005, cuando cuatro islamistas atacaron tres trenes de metro y un autobús, matando a 52 personas.

Desde entonces se han neutralizado decenas de tramas y ha habido ataques a menor escala, como la muerte de un soldado fuera de servicio en la calle a manos de dos extremistas en 2013.

Un hombre que atacó a pasajeros del metro en diciembre fue condenado a cadena perpetua este mes. El juez dijo que el atacante sufría esquizofrenia paranoide en el momento del ataque, pero que podría haber estado motivado por lo sucedido en Siria.

(Reporte de Costas Pitas y Michael Holden, Escrito por Guy Faulconbridge, Editado en Español por Ricardo Figueroa y Rodrigo de Miguel)

reuters_tickers

 Reuters internacional