Reuters internacional

Un trabajador del grupo Marfrig corta carne en Promissao, Brasil. 7 de octubre 2011. El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por su sigla en inglés) está realizando pruebas para buscar patógenos en todos los envíos de carne cruda y productos listos para el consumo provenientes de Brasil, dijo el lunes una portavoz de la agencia, tras un escándalo que surgió en el país sudamericano. REUTERS/Paulo Whitaker (BRAZIL - Tags: ANIMALS FOOD EMPLOYMENT BUSINESS) - RTR2SM7T

(reuters_tickers)

CHICAGO/BRASILIA (Reuters) - El Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por su sigla en inglés) está realizando pruebas para buscar patógenos en todos los envíos de carne cruda y productos listos para el consumo provenientes de Brasil, dijo el lunes una portavoz de la agencia, tras un escándalo que surgió en el país sudamericano.

China, la Unión Europea, Corea del Sur y Chile frenaron las importaciones de carne provenientes desde Brasil, el mayor exportador de productos de res del mundo, después de que inspectores fueron acusados de recibir sobornos para permitir las ventas de alimentos no aptos para el consumo humano.

En tanto, el ministro de Agricultura brasileño, Blairo Maggi, dijo que el Gobierno está trabajando para mostrar a los mercados que el escándalo que ha afectado al sector de la carne de vacuno y de ave sólo involucra a unas pocas plantas y que la regulación de la industria sigue siendo sólida.

En declaraciones dadas a periodistas afuera del Ministerio de Agricultura en Brasilia, Maggi dijo que las exportaciones de las 21 unidades implicadas en el escándalo fueron suspendidas.

(Reporte de Tom Polansek en Chicago y Marcela Ayres en Brasilia; Editado por Ricardo Figueroa)

Reuters

 Reuters internacional