AFP internacional

El logotipo de Royal Bank of Scotland (RBS), en una imagen tomada el 24 de febrero de 2011 en sus oficinas en Londres

(afp_tickers)

Royal Bank of Scotland es el banco británico peor preparado para afrontar otra crisis financiera, informó este miércoles el Banco de Inglaterra, forzándolo a un nuevo plan para aumentar su capital.

En el anuncio de sus últimas pruebas a las siete entidades principales del país, el banco central añadió que Barclays y Standard Chartered también suspendieron en algunos capítulos, pero que ya habían dado pasos para fortalecer su capital.

En cambio, HSBC, Lloyds Banking Group, Nationwide Building Society y Santander UK tenían los niveles adecuados de capital para afrontar una crisis, según sus balances de finales de 2015.

Un 73% del Royal Bank of Scotland es propiedad del Estado desde que recibió una importante inyección del gobierno para evitar la quiebra durante la crisis financiera.

"RBS ha dado su acuerdo a un plan de capital revisado (...) para mejorar su resistencia a los choques", respondió el banco.

El Banco de Inglaterra insistió de paso en que el Brexit sigue siendo una amenaza para la economía.

"La economía británica ha entrado en un periodo de ajuste tras el referéndum sobre la Unión Europea. La probabilidad de que se materialicen riesgos específicos británicos a la estabilidad financiera sigue siendo elevada", añadió.

afp_tickers

 AFP internacional