Rusia limitará sus importaciones de carne rumana y de animales de Italia, Bulgaria y Grecia, tras haberse descubierto, entre otras enfermedades, una epidemia de "vaca loca" en Rumania, indicó el miércoles Moscú.

Desde que la Unión Europea y Estados Unidos anunciaron a fines de julio nuevas sanciones contra Rusia, a la que acusan de ser responsable de la crisis en Ucrania, Moscú ha limitado las importaciones de varios productos, alegando la "protección de los consumidores".

"Dado el brote de una epidemia de encefalopatía espongiforme en bovinos de la región de Cluj en Rumania, se imponen a partir del 6 de agosto de 2014 restricciones temporarias a las exportaciones hacia Rusia" de animales vivos, de carne de vaca y de otros productos derivados, indicó en un comunicado la agencia sanitaria rusa, refiriéndose a la ESB o enfermedad de la "vaca loca".

La agencia rusa también anunció que se restringirán las importaciones de animales vivos de varias regiones de Italia, Bulgaria y Grecia, como consecuencia de una fiebre catarral, una enfermedad viral que afecta principalmente a ovinos y bovinos.

Desde que la Unión Europea y Estados Unidos anunciaron a fines de julio nuevas sanciones contra Rusia, Moscú ha limitado las importaciones de varios productos, alegando la "protección de los consumidores".

Un día después de decretarse estas nuevas sanciones, que apuntan a los sectores rusos de las finanzas, la energía y el armamento, Rusia decidió prohibir la mayoría de las importaciones de frutas y verduras procedentes de Polonia. Según Moscú, esta decisión está motivada por "las repetidas violaciones" en los certificados y procedimientos de cuarentena.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes