AFP internacional

Policías franceses escoltan un vehículo en el que viaja el principal sospechoso con vida de los atentados de París, Salah Abdeslam, en su traslado a la prisión de Fleury-Merogis, el 27 de abril de 2016

(afp_tickers)

El único miembro todavía vivo de los comandos de los atentados del 13 de noviembre de 2015 en París, Salah Abdeslam, "ejerció su derecho al silencio" ante el juez este jueves, declaró su abogado Frank Berton.

Por tercera vez, "ejerció su derecho al silencio durante el interrogatorio que duró alrededor de una hora y media", señaló a los periodistas el abogado francés.

Desde que fue transferido de Bélgica a Francia el pasado 27 de abril, el sospechoso clave de los atentados de París, que dejaron 130 muertos, permanece callado. En julio rechazó incluso que le sacaran de su celda de la prisión de Fleury-Mérogis, en el sur de París, para interrogarlo.

"Ese derecho le pertenece, es incontestable", justificó el abogado. "Tenemos esperanzas de que un día u otro Salah Abdeslam responda a las preguntas del juez" pero "no es para hoy".

Según el abogado, el juez de instrucción convocará seguramente otra audiencia.

La fiscalía de París confirmó a AFP que Salah Abdeslam guardó silencio ante las preguntas del magistrado.

Frank Berton explicó una vez más que la videovigilancia permanente a la que está sometido el detenido explicaba "evidentemente" su mutismo.

Para evitar cualquier intento de fuga o suicidio, Abdeslam, quien se encuentra en régimen de aislamiento, es filmado por dos cámaras en su celda, y por otras cuando hace deporte en el gimnasio y durante sus paseos.

A finales de julio, el Consejo de Estado, máximo tribunal administrativo de Francia, consideró que este dispositivo no era desproporcionado dado el "carácter excepcional de los actos terroristas" de los que está acusado.

Aunque se ignora todavía el rol exacto que desempeñó Abdeslam durante los atentados, está acusado de haber acompañado a los tres kamikazes que se hicieron estallar cerca del Estadio de Francia, al norte de la capital.

Cercano al belga Abdelhamid Abaaoud, presunto cerebro de los ataques, tuvo también al parecer un papel logístico y alquiló vehículos y escondites en el área metropolitana de París. Los investigadores creen también que participó en el traslado de yihadistas a Europa.

afp_tickers

 AFP internacional