Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

SALUD SEXUAL Difícil acceso en Suiza píldora anti-VIH

Unas manos sostienen un paquete de píldoras

En Suiza, la PrEP cuesta cerca de 900 francos (30 comprimidos) y no está cubierta por el seguro de enfermedad.

(Britta Pedersen / DPA / AFP)

Si bien Suiza se encuentra entre los países pioneros en la prevención del sida, actualmente se está quedando rezagada. Prescripta desde hace 10 años, la PrEP (profilaxis preexposición), todavía es de difícil acceso. Incluso los médicos se ven obligados a aconsejar a sus pacientes que compren las píldoras en el extranjero.

Una persona portadora del VIH ya no es considerada como muerta en vida. Atendida con un tratamiento eficaz, no corre el riesgo de transmitir el virus durante sus relaciones sexuales.

No es ninguna novedad. La declaración suiza (swiss statementEnlace externo) hizo pública esta información en 2008. En ese entonces, el mensaje difundido por la Comisión Federal para la Salud Sexual en el Boletín de los médicos suizos tuvo un rol de vanguardia y el efecto de una bomba. Diez años más tarde, el espectro del sida continua a producir miedo y circulan aún ideas falsas sobre la enfermedad.

En consecuencia, las personas seropositivas son muchas veces discriminadas. Hasta mediados de noviembre de 2018Enlace externo, la Ayuda Suiza contra el Sida registró 122 casos de discriminación, cifra que constituye un verdadero récord.

Estos casos se producen en diferentes ámbitos.

(1)

Gráfico sobre discriminación por sida (2018)

Para asegurar que la información correcta llegue a la población, la Ayuda Suiza contra el Sida lanzó una nueva campaña, titulada ‘VIH. Juntos contra el miedo y por el amor’Enlace externo. El mensaje: “Una persona seropositiva medicamentada no transmite el VIH, ni siquiera durante sus relaciones sexuales”.

Ensemble contre la peur

VIH. Juntos contra el miedo. Una persona seropositiva bajo tratamiento no transmite el VIH, ni mediante relaciones sexuales. 

(Ayuda Suiza contra el Sida)

Sin embargo, incluso antes de que se lanzara la campaña el 1º de diciembre -durante el Día Mundial de Lucha contra el Sida-, ya había generado polémicas. Algunos temen una banalización del problema. “Pareciera sugerirse que la terapia contra el sida puede entenderse como la píldora del día después, y esto atenta contra las otras campañas”, criticó la inmunóloga Beda Stadler, en el cotidiano suizo de expresión alemana ‘Tages-Anzeiger’Enlace externo

Alexandra Calmy, responsable de la unidad VIH-SIDA del Hospital Universitario de Ginebra, no logra entender la polémica que suscitó el mensaje promovido por la Ayuda Suiza contra el Sida. Estima que la campaña no incita a abandonar el preservativo, sino que difunde una información correcta que es esencial transmitir: “Me sorprende profundamente ver los temores que existen todavía hacia las personas seropositivas. Los pacientes ahora viven bien con la terapia, pero sufren por ese clima”.

El traumatismo que creó la epidemia de sida en los años 1980 parece haber marcado significativamente el imaginario colectivo. Todavía hoy, las historias trágicas de personas afectadas por la enfermedad son narradas en el cine. “La ciencia evolucionó más rápidamente que la opinión”, constata Alexandra Calmy, que lamenta la falta de información.

La PrEP, una pequeña revolución

Paralelamente a los tratamientos, la prevención ha evolucionado. La aparición de la PrEP (profilaxis preexposición), como tratamiento preventivo, constituye uno de los principales avances en este sector. Diversos estudios prueban su eficacia, pero es difícil obtenerla en Suiza.

Los medicamentos contra el VIH no son oficialmente autorizados como tratamiento preventivo, como lo recuerda el Gobierno en la respuesta a una interpelación del diputado socialista Angelo Barrile. ¿Con qué consecuencias? Los médicos que prescriben las píldoras lo hacen, por lo tanto, yendo más allá de su uso original previsto, y lo asumen bajo su propia responsabilidad. 

“Nadie puede permitirse gastar cerca de 900 francos para este tratamiento. Nos vemos obligados a ser creativos”. Alexandra Calmy

Fin de la cita

Debido a esta situación, el tratamiento tampoco puede ser reembolsado por el seguro médico. Su valor tiene un precio prohibitivo en el mercado helvético: 899.30 francos la caja de 30 comprimidos, que deben ser ingeridos diariamente. En cuanto a los genéricos, no están a disposición ya que la introducción fue bloqueada por el Tribunal Federal de Patentes.

En Francia, el tratamiento es rembolsado por el seguro médico y los genéricos cuestan menos de 180 euros las 30 tabletas. En Alemania, su valor es de menos de 80 euros y puede encargarse por internet por 40 euros, según lo señala un comunicado del Grupo Sida de Ginebra. Estima que “ese precio obliga a las personas a adquirirlo por internet con todos los riesgos que eso significa”. La organización orienta a los usuarios que cuentan con una prescripción médica para que puedan comprar medicamentos fiables y más baratos.

Obligados a comprar en el extranjero

Alexandra Calmy, por su parte, aconseja a los pacientes adquirir las pastillas en el extranjero, por ejemplo, en Francia o Alemania. “Nadie puede permitirse gastar 900 francos por ese tratamiento. Estamos obligados a ser creativos y a encontrar soluciones alternativas”.

Esta es la solución que ha podido encontrar Beat. Cuando recibe la receta de su médico, este bernés de 32 años va a Alemania para comprar la PrEP. Forma parte de un grupo de personas expuestas a un riesgo importante de infección, es decir, hombres que tienen relaciones sexuales con hombres (HSH). “Antes, tenía siempre miedo, incluso si realizaba regularmente las pruebas de detección”, explica.

Desde que está bajo tratamiento preventivo, se siente mucho más seguro. Pero no por eso toma riesgos desmedidos o abandona completamente el uso del preservativo. “No siempre confío en lo que afirman aquellos con quienes tengo relaciones. ¿Cómo puedo tener la seguridad de que toman correctamente sus medicamentos? Yo estoy seguro de que los tomo y puedo estar más tranquilo en caso de una relación no protegida”, señala.

Además, el tratamiento implica también un análisis trimestral de las otras Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS), tales como la sífilis, la gonorrea o la clamidia, lo que contribuye también a reasegurar a Beat.

“La PrEP cambió la relación con la sexualidad”

En los sitios webs de citas entre homosexuales, se invita a los usuarios a revelar su estado VIH: negativo, negativo con PrEP, positivo o positivo indetectable.

“La PrEP ganó mucha importancia en las relaciones entre hombres. Tengo la impresión de que cambió la relación con la sexualidad”, señala Gilles*, 32 años. Decidió no realizar el tratamiento preventivo, incluso si forma parte del grupo de riesgo de los HSH: “No quiero tomar un medicamento si no es absolutamente necesario”. Estima que no es sano para su organismo y prefiere redoblar la prudencia.

Gilles constata que una gran parte de los hombres homosexuales con los que se relaciona opta por la PrEP. “Lo que crea una especie de presión social que incita a la gente a recurrir al tratamiento. Ciertos hombres, incluso, rechazan tener relaciones con aquel que no la tome y los que proponen relaciones no protegidas son más numerosos que antes”, afirma.

Cifras alentadoras

Alexandra Calmy recuerda que las personas interesadas en la PrEP deben consultar en primer lugar a los especialistas que las atienden. “Es un medicamento eficaz que tiene muy pocos efectos secundarios. Lo conocemos muy bien y sabemos utilizarlo perfectamente”, subraya. Y aunque un seguimiento médico es esencial, no hay condiciones particulares que deban cumplirse para que se recete el tratamiento.

El VIH está en retroceso en Suiza. En 2017, la Oficina Federal de Salud Pública registró 445 nuevos casos, lo que significa un descenso del 16% en relación con 2016. Además del aumento de los controles de detección, Alexandra Calmy estima que la utilización de la PrEP contribuyó también a esta disminución. “Constituye un buen medio de protección para quienes el preservativo no siempre constituye una opción”, concluye la especialista.

*nombre conocido por la redacción


Traducido del francés por Sergio Ferrari

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes