Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Samba con sabor helvético

Sambrasiléia

(swissinfo.ch)

El carnaval en Suiza es ante todo sinónimo de 'Guggenmusik', pero la presencia de Sambrasiléia ofrece al país una verdadera escuela de samba.

Fundada por brasileños, atrae a muchos helvetas. Pero los tambores tienen - a veces -, que estar provistos de sordinas para no fastidiar a los vecinos.

La escuela de samba Sambrasiléia da cursos respetando el más puro estilo suizo: en silencio.

Los miembros se reúnen en el sótano de un edificio en Basilea. El local está suficientemente aislado como para no transgredir las leyes suizas que son muy severas en materia de molestias sonoras.

La escuela nunca ha tenido quejas de los vecinos. Aún así, muchos de los participantes en el interior del local repiten el ritmo y los pasos con protectores auditivos porque los instrumentos pueden alcanzar 130 decibeles.

La escuela es ante todo un sitio de encuentro para los brasileños nostálgicos de la samba. Cuenta con unos 35 miembros, pero también atrae a muchos suizos interesados en la música y en la hospitalidad brasileñas.

"He vivido tres años en Rio de Janeiro. Cuando volví a Suiza no quise perder el contacto con la cultura brasileña", nos dice Karin Valota, una suiza de 40 años.

En Río, Karin tuvo la oportunidad de desfilar con la Mangueira, la escuela de samba más tradicional del carnaval carioca y con la Mocidade Independente de Padre Miguel, considerada como la mejor formación del carnaval brasileño.

"Extraño el calor humano de los brasileños. Quiero mucho a Suiza y tengo muchos amigos, pero los latinos son más abiertos que los europeos", sostiene Karin.

Un ritmo contagioso, pero difícil

No es sencillo aprender el ritmo de la samba. En lugar de distribuir partituras a los miembros de la escuela, su director musical Adilson Almeida (45 años) prefiere insistir en el ritmo.

"Al principio hicimos una formación para que la gente asimilara el ritmo de la samba, porque lo que es natural para un brasileño suele ser difícil para un extranjero", explica Almeida.

Aunque los extranjeros no lleven el ritmo en la sangre, poseen otras cualidades que ayudan a crear una escuela de samba.

"Ellos son disciplinados, interesados y tienen paciencia para aprender", señala el director musical. Nadie puede aprender un instrumento, ni siquiera de percusión, sin mucho trabajo y perseverancia.

Otra preocupación es crear un ambiente informal poco estresante. A juicio del presidente de la escuela, Paulo Vidal (42 años) es importante que no haya un clima de tensión, ni cuando los participantes cometen errores.

"Reímos, hacemos las correciones necesarias y seguimos disfrutando. La gente se divierte, pero sabe que debe aprender bien ante la posibilidad de una representación", precisa.

La escuela ya se ha extendido en varias ciudadades de Suiza, Alemania y Francia. En todas mantiene un espíritu festivo.

Después de dos años, el director musical exige un poco más a sus alumnos. "Ahora trato de corregir el manejo de los instrumentos o de otros detalles para mejorar cada vez más".

Respeto a los vecinos

Rolf Kron comparte la visión de la escuela. Este suizo de 53 años adora la samba y confiesa que una de las grandes emociones de su vida fue desfilar en 2004 con la escuela Salgueiro de Río de Janeiro.

Rolf nunca falta a un ensayo, pero admite tener dificultades en el manejo del tamboril. "Me gusta bailar. A tal punto que olvido tocarlo".

"Con todo, Rolf persiste y practica incluso en su casa. Toma las previsiones para no fastidiar a sus vecinos. "Envuelvo mi tamboril en una tela y ensayo únicamente el ritmo", indica.

Ni siquiera encantado por la pasión de la samba olvida que la tranquilidad es un valor muy helvético.

swissinfo, Lourdes Sola, Basilea
(Traduccón: Juan Espinoza)

Datos clave

- 'Sambrasileia' fusiona Brasil y Basilea, norte de Suiza.

- 'Guggenmusik' son grupos carnavaleros que interpretan sobre todo tambores y pífanos.

Fin del recuadro

Contexto

- El carnaval está en marcha desde el 3 de febrero en los cantones católicos de Suiza.

- El pasado fin de semana, miles de personas festejaron en Jura, Valais, Friburgo, así como en las regiones católicas de Basilea, San Gall, Argovia y los Grisones. Este martes fue en Lucerna.

- En las regiones protestantes de la Confederación Helvética, el carnaval comienza este 10 de febrero.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes