Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Satisfacción en Suiza por exoneración de Gontard




La justicia colombiana se pronunció: Jean Pierre Gontard, otrora mediador para la paz entre Bogotá y las FARC, es inocente de las imputaciones que se le hicieron en 2008 por la pretendida entrega a las FARC del monto de un rescate. La noticia fue recibida con beneplácito en Suiza.

Más bien elogiosos, los términos del “no ha lugar” satisficieron al catedrático. La fiscalía subraya que su actuación tuvo “un propósito eminentemente humanitario” y se enmarcó “en las facultades otorgadas por el Gobierno colombiano”.

“Tenía confianza en que la decisión llegaría, pero encontraba que la espera era un poco larga”, comenta Jean Pierre Gontard a swissinfo.ch.

Destaca que las investigaciones no se limitaron a la acusación de que habría entregado a las FARC los 500 mil dólares exigidos para la liberación de dos empleados de Novartis, sino que se ampliaron a sus actividades a lo largo de una década.

En efecto, de la primera acusación, enmarcada en el tipo penal denominado ‘administración de recursos relacionados con actividades terroristas’, Gontard fue luego objeto de sospechas de actuación en favor de las FARC.

El pronunciamiento de la fiscalía, con fecha 16 de enero, pero apenas divulgado este  miércoles (15.02), asienta claramente que “no existe prueba directa ni indiciaria que vincule la responsabilidad del ciudadano Jean Pierre Gontard  frente a los verbos rectores del tipo penal por el cual fue indagado; contrario sensu, mostrándose totalmente ajeno a la conducta punible que se le endilgó”.

“Valió la pena esperar”

El texto subraya en reiteradas ocasiones “el carácter humanitario” del proceder del profesor, mismo que tuvo lugar bajo el conocimiento y con las facultades otorgadas por el gobierno de Colombia. 

“Valió la pena esperar”, subraya el catedrático a swissinfo.ch. Rechaza cualquier huella de amargura y comparte su satisfacción por las diversas manifestaciones de apoyo y solidaridad que recibió durante toda esa larga espera, tanto de amigos de Suiza como de Colombia. Expresiones que continúan.

El anuncio de la exoneración se produjo en momentos en que una comisión parlamentaria suiza prepara una visita a Colombia. “La decisión permitirá un contexto más favorable a la misión y al desarrollo de las relaciones bilaterales”, celebra el diputado socialista Carlo Sommaruga.

Manipulación política

“La decisión muestra, por una parte, que el caso se inscribió en el marco de una gran manipulación política durante la presidencia de Álvaro Uribe tendiente a instrumentalizar cualquier lucha por la paz y, por otra, que importantes sectores de la justicia colombiana funcionan bien y de manera independiente”, agrega el legislador.

Para E-CHANGER, integrante del Programa Suizo de Promoción de la Paz en Colombia (SUIPPCOL), la decisión de la justicia colombiana de eximir de toda acusación a Jean Pierre Gontard “no hace más que confirmar un hecho del que la gran mayoría de las ONG suizas que trabajan en Colombia y la casi totalidad de la sociedad civil suiza estábamos seguros”.

Beat Wehrle, secretario general de esa ONG, detalla la importancia de la medida: “En primer lugar, para el mismo profesor Gontard, quien desde hace más de 3 años vive una situación muy rara y contradictoria, al haber sido penalizado por una acusación infundada, cuando en realidad durante muchos años puso su energía a disposición de coadyuvar a encontrar una solución política al conflicto y una resolución positiva para las víctimas del mismo”.

Espaldarazo a la paz

En segundo lugar, “para la sociedad civil y las autoridades suizas, que detrás de la acusación al profesor Gontard veían una amenaza de sanción contra todo actor internacional que de manera bien intencionada busca contribuir a la paz del país sudamericano”.

Y, también, para todos aquellos que en Colombia misma siguen trabajando arduamente para resolver políticamente el conflicto.

“Eximir de toda acusación a Gontard significa dar un espaldarazo a la construcción de la paz desde abajo y con la participación activa de la sociedad civil de ese país”, sentencia Wehrle.

Hace tres años…

Los ecos de la liberación de la ex candidata a la presidencia colombiana, Ingrid Betancourt, y de otros 14 rehenes de manos de las FARC el 2 de julio de 2008 todavía resonaban en el mundo cuando Bogotá anunció su decisión de dar por terminada la labor de mediación para la paz en Colombia de Jean Pierre Gontard y Noël Saez, representantes de Suiza, Francia y España.

Muy poco después, y para consternación general, el entonces ministro de la Defensa y actual presidente colombiano, Juan Manuel Santos, acusaba al profesor Gontard de haber transportado los 500 mil dólares exigidos por las FARC para la liberación de dos empleados de Novartis en 2002. La presunta información procedería de la computadora de Raúl Reyes.

El entonces número dos de la primera fuerza guerrillera del país había sido ultimado por el ejército colombiano durante un ataque el 1 de marzo en suelo ecuatoriano. El bombardeo habría dejado intacto el equipo del dirigente rebelde y su computadora se convertiría en la fuente privilegiada de una serie de “informaciones” que el tiempo habría de descalificar.

Tal fue el caso de las acusaciones contra Gontard.

“Se dieron en un clima en el que se criminalizaba cualquier intento de promover la paz por las vías de la negociación”, ratifica Sommaruga. Ahora, dice el diputado, el entonces ministro de Defensa es presidente. Sin embargo, y aunque no hay un cambio total, debe reconocerse que se han abierto nuevos espacios”.

SUIPPCOL

El Programa Suizo para la Promoción de la Paz en Colombia (SUIPPCOL) fue instaurado en 2001 y transitó tres fases. La tercera, en 2011.

Es un programa de la sociedad civil suiza con un fuerte apoyo del Gobierno. Confluencia que le asegura una particular sinergia.

Integran el programa las siguientes ONG helvéticas, todas presentes con proyectos o voluntarios en Colombia:

Caritas, Acción Cuaresma, Ayuda Protestante Suiza, Swissaid, Amnistía Internacional, Grupo de Trabajo Suiza-Colombia, Terre des hommes, Brigadas por la Paz, E-CHANGER y Misión Bethlehem Immensee.

La prioridad del programa es apoyar a organizaciones o procesos locales, fundamentalmente en el campo, que se encuentran en las zonas de conflicto.

swissinfo.ch



Enlaces

×