Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Sector de la construcción ¿Los nuevos inmigrantes envían al paro a los trabajadores de más edad?

Obreros de la construcción con un taladro

En Suiza, muchos inmigrantes encuentran trabajo en el sector de la construcción. 

(Keystone)

Mucha inmigración a pesar de una alta tasa de desempleo. La industria de la construcción es uno de los pocos sectores en Suiza a los que puede aplicarse esta afirmación, aunque solo a los trabajadores con escasa cualificación. El sector discute si la entrada en vigor de la obligación de notificación de vacantes a partir de julio de este año será un remedio o solo una carga burocrática más.

Después de la introducción del acuerdo de libre circulación de personas con la Unión Europea (UE) en 2002, la industria de la construcción dio empleo e un número particularmente elevado de trabajadores extranjeros, aunque la tasa de desempleo del sector era superior a la media.

En 2016, figuraban registrados como desempleados cerca de 3 200 trabajadores –esto es, un 18%– bajo el epígrafe de “Otras profesiones en la industria de la construcciónEnlace externo”. Al mismo tiempo, ese mismo año el sector contrataba a más de 6 000 trabajadores extranjeros. Surge así, de inmediato, la pregunta de si los nuevos inmigrantes envían al paro a los trabajadores de más edad.

Thomas Foery, director de recursos humanos de ImpleniaEnlace externo, la empresa de construcción más grande de Suiza, que emplea a trabajadores de más de 60 países, pone en duda la tesis de que los nuevos inmigrantes empujen al desempleo a los más antiguos, al menos en lo que se refiere a la industria de la construcción.

“Un empresario no prefiere trabajadores extranjeros porque, en primer lugar, se les pagan los mismos salarios mínimos, en segundo lugar, por regla general cuesta mucho entrenarles y en tercer lugar, y debido a su falta de conocimiento del idioma local, necesitan mucho apoyo en los trámites administrativos y en la búsqueda de vivienda”, afirma Foery.

En Suiza el crecimiento de la industria de la construcción ha disminuido un poco, reconoce el director de recursos humanos. “En parte esto lleva a que las empresas ajusten sus plantillas”. También Implenia redujo el año pasado algunos empleos en determinadas regiones. El gigante de la construcción declinó dar a conocer el número de empleos recortados.

El desempleo afecta generalmente a trabajadores con baja cualificación. “Si exceptuamos a trabajadores altamente especializados, que faltan en el mercado laboral suizo, ya no contratamos directamente a casi ninguna persona en el extranjero”.

Implenia no ha querido pronunciarse sobre el hecho de que, según la estadística ya citada de 2016, el sector de la construcción en su conjunto habría contratado a miles de trabajadores extranjeros a pesar de la alta tasa de desempleo.

Desde julio los trabajadores cuentan con una ventaja

Recepción en un centros regional de empleo

A partir del 1 de julio, los empleadores tienen la obligación de comunicar las vacantes exclusivamente a los centros regionales de empleo (RAV en alemán, ORP en francés).

(Keystone)

La iniciativa contra la ‘inmigración masiva’ (MEI, por sus siglas en alemán), aprobada por el pueblo en 2014 por escasa mayoría, puede no llegar a tener casi ninguna influencia en la inmigración. Desde julio se llevará a la práctica bajo una forma muy debilitada.

A partir de esa iniciativa, que pretendía frenar la inmigración con un número máximo de contingentes, el Parlamento quiso inicialmente poner en marcha “primero, el trabajo para los nativos”. Después de un tira y afloja parlamentario, al final lo que quedó fue una “ventaja para los desempleados”, que obliga a publicar los puestos de trabajo vacantesEnlace externo para las profesiones en las que el desempleo es más alto que la media nacional.

A partir del 1 de julio, los empleadores de los sectores afectados deben primero comunicar las vacantes exclusivamente a los centros regionales de empleo (RAV en alemán, ORP en francés). Solo cinco días después se les permite buscar candidatos por su cuenta. Los RAV enviarán a los empleadores expedientes adecuados de trabajadores residentes registrados como desempleados, lo que les da ventaja sobre otros solicitantes.

No obstante, durante el primer año y medio el Gobierno ha subido el límite de la tasa de desempleo del 5% al 8%, porque temía que, de lo contrario, los RAV se vieran inicialmente desbordados.

Hasta ahora Implenia casi nunca había buscado nuevos trabajadores en los RAV. “Juegan un papel secundario en el reclutamiento”, afirma Foery. Los equipos de construcción son una comunidad altamente interconectada. “Cuando buscamos a alguien nos apoyamos en una red que funcione bien. A menudo nuestros empleados proponen a alguna persona que ya cuenta con experiencia laboral y conoce el trabajo del sector.”

La Asociación Suiza de Empresarios de la ConstrucciónEnlace externo (SBV) acogió con satisfacción el hecho de que el Parlamento encontrara una solución a la implementación del MEI que fuera compatible con el acuerdo de libre circulación de personas entre la Unión Europea y Suiza. Pero los empleadores de la industria de la construcción no se muestran encantados con la obligación de anunciar las vacantes.

“Cuando a partir de 2020 se aplique el umbral del 5%, tendremos que acudir primero al RAV para casi todas las búsquedas de empleo, incluyendo puestos de trabajo estacionales, de corta duración o temporales”, afirma el portavoz de la SBV Matthias Engel. Los constructores exigen del gobierno un umbral más alto del 8%, incluso para después de 2019.

¿Se ha eliminado a los trabajadores de más edad?

Por su parte, los trabajadores albergan al menos la esperanza de que mediante la “Ventaja para los desempleados” se creen algunos incentivos para que los trabajadores mayores registrados en el país como desempleados puedan seguir trabajando o volver a ser contratados.

En la industria de la construcción estas personas padecen una presión cada vez mayor. El sindicato UniaEnlace externo ha observado en los últimos tiempos un fuerte aumento del trabajo temporal en la construcción, próximo al 14% anual, ha afirmado el portavoz de Unia Philipp Zimmermann. “Cada vez con más frecuencia, ciertas empresas de la construcción desechan a sus trabajadores más veteranos”. Así, estos trabajadores solo pueden seguir trabajando como temporeros o bien ser reemplazados por trabajadores fijos más jóvenes con sueldos más bajos, que en su mayoría son reclutados en el extranjero, afirma Zimmermann.

“Los empleados temporales se encuentran en una situación muy precaria. Cuando hay puntas de trabajo, los empresarios contratan trabajadores temporales, a los que se despide en el espacio de unas pocas semanas. Por el contrario, los empleados fijos tienen plazos de notificación más largos”, señala el portavoz de Unia.

Es una cuestión de respeto el que los trabajadores de más edad, algunos con decenas de años de experiencia laboral, continúen siendo empleados en condiciones dignas y justas.

Foery, el jefe de personal de Implenia, justifica el aumento del empleo temporal a expensas del empleo fijo con el siguiente argumento: A diferencia de los sectores con tasas de ocupación estables, el de la construcción es un negocio de proyectos. “Cuando se termina un proyecto se necesita otro proyecto que le siga, de lo contrario no hay trabajo para la gente”.


Traducción del alemán: José M. Wolff

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes