AFP internacional

Un soldado ucraniano dispara con una ametralladora durante una batalla contra separatistas prorrusos en Avdeyevka, en la región de Donetsk, el pasado 25 de junio

(afp_tickers)

Tres soldados ucranianos y tres combatientes rebeldes murieron en combates en el este del país, pese a la instauración a principios de septiembre de una nueva tregua, anunciaron este martes un portavoz militar ucraniano y un responsable separatista.

"En las últimas 24 horas, tres soldados ucranianos murieron y otros 15 resultaron heridos. Un soldado más se encuentra desaparecido", declaró el portavoz militar ucraniano Olexandre Motuziannyk en rueda de prensa.

Dos de los soldados murieron en combates cerca de Stanitsa Luganska, en la región de Lugansk, y otro cerca de Chermalyk, a unos 70 kilómetros del bastión rebelde de Donetsk, precisó. Otro soldado ya había fallecido la semana pasada. Fue el primero tras el nuevo alto al fuego.

Por su parte, Eduard Bassurin, un responsable militar de la "República popular" autoproclamada de Donetsk, anunció este martes la muerte de tres combatientes rebeldes en las últimas 24 horas.

Precisó que los combates tuvieron lugar cerca de Zaitseve, a unos 50 km de Donetsk, según la agencia de prensa oficial de los separatistas.

Desde el 1 de septiembre está vigente una nueva tregua en el este de Ucrania, escenario de un conflicto entre las fuerzas de Kiev y los separatistas prorrusos que dejaron casi 10.000 muertos desde 2014. Se trata del tercer cese el fuego anunciado en lo que va de año, lo cual no ha impedido que los enfrentamientos continúen.

En su último informe, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) evocó un "neto aumento de violaciones del alto el fuego en la región de Donetsk el 10 y 11 de septiembre", contrariamente a la región de Lugansk.

afp_tickers

 AFP internacional