Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Los roma buscan asilo invernal en Suiza

Discriminados, incluso amenazados, los roma no tienen posibilidad alguna de obtener una respuesta positiva a su solicitud de asilo en Suiza.

(Keystone)

Suiza observa en los últimos meses un aumento de los solicitantes de asilo serbios, generalmente de la etnia romaní. Es una situación temporal a causa del invierno y del deterioro de las condiciones de vida y la discriminación de este grupo minoritario en Serbia y en Kosovo.

Este fenómeno apareció ya en diciembre de 2009, luego de que se terminara la obligación de presentar visa en el caso de los nacionales de Macedonia, Montenegro y Serbia para ingresar al espacio Schengen.
 
Esta apertura provocó que ciertas personas decidieran venir a probar suerte en Suiza. Su perfil: gente de medios desfavorecidos, sobre todo romas, que si bien saben que no tienen derecho a asilo político, vendrían en busca de trabajo.
 
“Agencias locales proponían incluso viajes directos en autocares”, indica Michael Glauser, portavoz dela Oficina Federal de Migración (OFM). Como la gente sabía que Suiza otorgaba una ayuda al retorno de 600 francos, entonces venían, pero ahora este monto se redujo a 100 francos, lo que provocó la disminución del número de solicitantes de asilo”.
 
Pero este aflujo ha vuelto a aumentar en tiempos recientes: en 2011, 1.217 de un total de 22.551 solicitudes de asilo provenían de personas de origen serbio, mayoritariamente de la etnia romaní. La mitad fue prestada en noviembre y diciembre pasados.

Albergue y cobijo

Explicación de Michael Glauser: “Solo podemos suponer que esa gente, que vive con frecuencia en campamentos precarios, vienen a pasar el invierno en Suiza, donde saben que recibirán albergue y cobijo durante el tiempo que se examina su solicitud de asilo. No podemos excluir esta hipótesis.”
 
Lo cierto es que los romas, bien informados sobre las legislaciones en materia de asilo, saben que el procedimiento helvético, de dos a tres meses, se prolonga más que en otros países comparables, como Noruega o Países Bajos.
 
La Organización Suiza de Ayuda a los Refugiados (OSAR) comparte en parte la hipótesis de un “turismo invernal. “Hay muchos refugiados roma de Bosnia y Kosovo que viven en la precariedad en Serbia desde 1999. Saben que no tienen oportunidad alguna de obtener asilo, pero conocen esta debilidad en nuestra legislación”, analiza Beat Meiner, secretario general de OSAR.
 
La crisis económica que afecta a Europa no ayuda, lo que provoca que “los romas se contenten con encontrar un refugio provisional en los centros de recepción de los solicitantes de asilo, en los refugios de protección civil”, agrega Meiner.
 
¿Esta gente regresará al conocer la respuesta a su solicitud, o incluso antes? “No sé lo que va a pasar en primavera”, responde Michael Glauser.

Discriminados y estigmatizados

Amnistía Internacional (AI) se dice escéptica. “Tal vez los roma partan más fácilmente, pero no creo que lo hagan solo con la idea de pasar el invierno. Entonces podrían dirigirse a Alemania o hacia otros países que suspenden los reenvíos durante el invierno, lo que no es el caso en Suiza”, indica Denise Graf. Michael Glauser lo confirma: “Las repatriaciones continúan tras la decisión sobre la solicitud de asilo presentada”.
 
AI se inquieta especialmente por el deterioro de la situación de los roma refugiados en Serbia. “El problema es económico y está enlazado con la cuestión étnica, el 97% de ellos está en el paro”, señala Graf.
 
Un nuevo problema ha surgido con la especulación inmobiliaria. “Los roma comienzan a ser expulsados de sus alojamientos, según el último informe de Nicola Duckworth, responsable del programa Europa y Asia Central de AI. En Belgrado, sus casas deben ser arrasadas para dar espacio a un proyecto inmobiliario del Estado serbio, sin realojamiento ni ayuda social alguna”.
 
Por otro lado, resurgen las tensiones en Mitrovica, en Kosovo, donde la minoría serbia rechaza aún la declaración de independencia de 2008 de los albanokosovares. “La violencia de verano pasado ha tenido influencia directa en la situación de los roma, numerosos en Mitrovica. Además, tememos por los roma de otras regiones de Kosovo, puesto que han sido con frecuencia acusados de haber colaborado con los serbios durante la guerra.”

Presionar a Serbia

En Suiza también, los roma tienen una mala imagen entre la población. “Aquí, como en otros lugares, son considerados como vagabundos y ladrones. A tal punto que aquellos que logran integrarse prefieren no mencionar su origen”, confirma Cristina Kruck, de la Rroma Foundation, con sede en Zúrich.
 
En Lausana y Ginebra, la policía desaloja regularmente campamentos  instalados bajo los puentes o en parques. La mendicidad, incluso la prostitución, han aumentado y las autoridades han emprendido diversas acciones con éxitos variables.
 
Al tratarse de una situación vinculada con los Balcanes, Denise Graf exhorta a las autoridades suizas a ejercer “presión sobre sus contrapartes en Serbia y Kosovo para que las ayudas atribuidas por la UE para la reinserción de los roma lleguen a su destino”.
 
La Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) responde: “En materia de cooperación internacional, COSUDE está consciente de un riesgo latente de desvío de los medios puestos a disposición. Existen mecanismos para paliar ese riesgo, como las auditorías independientes y las evaluaciones de los progresos de los programas, progresos a los cuales están condicionados los pagos”.

Suiza y los roma

Hay entre 5 a 7 millones de roma en el centro, sur y este de Europa. En la provincia serbia de Kosovo, constituían el 16,67% de la población antes de la guerra. Hoy son el 2,67%.
 
Suiza consagra 2,5 millones de francos a programas de desarrollo en Serbia para apoyar hasta finales de 2012 la agenda social de la Unión Europea a fin de ayudar a los países candidatos a la adhesión a mejorar la situación de sus comunidades menos favorecidas, en particular, los roma.
 
En 2011, por ejemplo, uno de estos impulsos helvéticos -dirigidos por la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) contribuyó a la escolarización de unos 5.000 niños roma en Serbia.

Cinco millones de franco suizos es el presupuesto para este proyecto hasta finales de abril de 2012.

 
La Oficina Federal de Migración apoya con 21 millones de francos diversos programas en favor de los roma hasta 2015, en el marco de las tareas de respaldo en el ámbito migratorio con Bosnia y Herzegovina, Kosovo y Serbia.

Fin del recuadro


(Traducción: Patricia Islas), swissinfo.ch

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Sus preguntas inspiran nuestros artículos

Sus preguntas inspiran nuestros artículos

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes