Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]


Ser padres y cuidado de los hijos





 Otro idioma: 1  Idiomas: 1

Suiza es un país bastante conservador en materia de cuidado de los hijos, una responsabilidad que suelen asumir en su mayoría las madres. Sin embargo crece el número de mujeres que compaginan la maternidad con una profesión. 

Tener hijos

Las mujeres tienen derecho a 14 semanas de baja por maternidad remuneradas al 80% del salario. Muchos empleadores ofrecen condiciones más generosas. En Suiza no existe una baja por paternidad regulada a escala nacional, aunque muchas empresas ofrecen esta opción a sus empleados.

Las familias no suelen ser numerosas en Suiza. La tasa de natalidad se sitúa en 1,54 hijos por mujer. Según la Oficina Federal de Estadística, las extranjeras residentes en el país tienen más hijos por mujer (1,87) que las suizas (1,42). Los datos corresponden al año 2014.

Los hospitales en Suiza suelen recomendar la lactancia materna. El 95% de las madres amamantan a sus hijos, el 80% hasta los cuatro meses o más. Las empresas tienen la obligación de asegurar un espacio a esas madres donde puedan dar el pecho a sus hijos o extraerse la leche.

Las autoridades cantonales de salud disponen de servicios consulta (Mütterberatung/Consultations en puériculture) para los padres primerizos. Los progenitores acuden al centro con sus hijos para consultar con una matrona temas como la lactancia, el peso, el desarrollo, etc.

Trabajo a tiempo parcial

La mayoría de las madres con hijos pequeños en Suiza trabajan a tiempo parcial, lo que significa que la oferta de guarderías y otras alternativas para el cuidado de los hijos están diseñadas para mujeres con estas características. Aumenta el número de padres que deciden trabajar a tiempo parcial para depender menos de la ayuda externa y poder asumir ellos mismos el cuidado de los niños. El 10% de los hombres en Suiza trabajan a tiempo parcial. Muchos padres trabajadores cuentan con la ayuda de los abuelos para cuidar a los hijos, pero los extranjeros que llegan a Suiza no tienen esta opción.

Cuidado de los hijos

Todos los padres quieren encontrar la mejor opción para el cuidado de los hijos y aún más cuando viven en un país que no es el suyo. Muchos se quejan de que las opciones en Suiza son, además de caras, muy limitadas.

En Suiza hay varias opciones para el cuidado de los hijos y muchas familias combinan varios servicios. 

Guardería (crèche en francés, Krippe o KiTa, abreviación de Kindertagessätte, en alemán)

En Suiza hay más de 2 000 guarderías, de las cuales el 90% son privadas. Algunas están subvencionadas, pero se financian mayoritariamente con las aportaciones de los padres. Estas suelen variar según los ingresos de los padres. Generalmente, el cantón concede subvenciones a las familias con ingresos más bajos.

Las guarderías funcionan como unidades de media jornada. Generalmente suelen exigir un mínimo de tres medias jornadas a la semana. Las guarderías privadas cuestan entre 60 y 150 francos al día en las ciudades de Berna y Zúrich. Una guardería subvencionada para familias con escasos ingresos puede costar 10 francos. La mayoría de las guarderías ofrecen descuentos a partir del segundo hijo.

Madres de día (Tagesmutter, Maman du Jour)

Otra opción es encomendar el cuidado de un hijo a una “madre de día”. Estas mujeres suelen tener hijos más mayores que les permiten consagran tiempo a cuidar a otros niños.

Los precios para este tipo de cuidado de los hijos son muy baratos. Oscilan entre 1 y 12 francos por hora, con gastos de comida a parte. Las madres de día se inscriben en una organización local que suele ocuparse de las solicitudes de padres y fijar las reglas. Algunas se encargan de todos los trámites económicos. Según el cantón, hay subsidios para las familias con escasos ingresos.

Para más información sobre las diferentes opciones consulte la lista de la Federación Suiza de Cuidado de los Hijos.

Au pairs

Citizens of the European Union can take up work in Switzerland without first securing a permit. If you are thinking of hiring a summer au pair, someone whose job last less than three months can even work without a permit. But the situation in relation to EU workers is changing. See here for more details.

It is illegal to employ someone in your home without paying social insurance contributions and making sure they have health and accident insurance. A family in Switzerland wanting to employ an au pair from a country outside the European Union must work with one of the placement agencies recognised by the State Secretariat for Economic Affairs. You can search for a list at this link. First click on the desired language, then carry out the search by clicking on ‘Betrieb suchen’, ‘Rechercher l’enterprise’, or ‘cercare l’azienda’.

You can expect to pay a monthly stipend of CHF700 to CHF800 to the au pair depending on family size and the au pair’s age. 

According to Swiss law, au pairs may work no more than 30 hours per week, at five or six hours per day depending on how the work is distributed.

Nannies

For families wishing to have a qualified professional caring for their children, a nanny is another option. Depending on qualifications and experience, a nanny working full-time could expect to earn CHF3,800 to CHF5,000 per month, to be negotiated between the parents and the nanny.

Babysitters

The Swiss Red Cross offers a babysitting course to young people from the age of 13 through its cantonal branches all over Switzerland.

This is a good place to start when looking for a young babysitter. There are set tariffs for teenagers who have completed the course, ranging from CHF7 to CHF10 per hour, depending on the age of the sitter and the time of day. An adult babysitter will cost more. Babysitting 24 provides a salary calculator.

Schoolchildren

Once registered with a commune, children are entitled to go the school for their catchment area. Primary school hours in Switzerland can make things complicated for working parents.

Children attend school in the morning and afternoon with a two-hour break for lunch. Traditionally the school closes for the lunchtime break and teachers and children go home for lunch.

In recent years, in recognition of the changing reality for families, some schools have introduced full-day schools “Tagesschule”, providing children with a hot meal and care on the school premises while the school is closed.

Schools that do not offer the Tagesschule model often work in partnership with an independent child care provider nearby, where the children can be looked after before school, during the lunch break, and after school. Parents must apply for places in advance and the tariffs are generally based on income.

Despite these changes, many schools still have no special arrangements in place for childcare outside school hours. Some working parents organise lunchtime cover swaps with other parents. Day mothers (see above) are another source of lunchtime cover for working parents.

When planning childcare for school children, it is important to bear in mind that children of different ages may have different mornings and afternoons off, or in some cases one day per week without school. 

swissinfo.ch

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×