Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Suiza 2020 Nuevas discusiones en torno a lo extranjero

Grade com faixas da polícia

El debate sobre los límites entre lo extranjero y lo suizo se había calmado en los últimos años. Pero parece que esto va a cambiar en 2020. Se presentan nuevos obstáculos. Se hablará nuevamente de delimitación y exclusión, de identidad y diferencia.

Nuestra perspectiva anual Parte II se centra en la política; la Parte I estaba dedicada a la economía.


Nuevo acercamiento a la UE

Fin del recuadro

¿Se hará en 2020 o no? Después de cuatro años de negociaciones, el acuerdo marco entre Suiza y la UE sigue todavía sin estar sellado. En cambio, los frentes se han endurecido.

2019 se caracterizó por un estancamiento de las posturas: la UE dejó claro que no renegociaría. Y en Suiza, la propuesta actual no cuenta con mayoría en el Parlamento.

gif-eu

La situación seguirá siendo frágil en 2020. Con la llegada de la nueva presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, los observadores esperan pocos cambios en Bruselas, pues el margen de maniobra es bastante limitado. Algunos miembros del Consejo Federal (Gobierno) mantendrán un primer encuentro informal con la nueva presidenta en enero, durante la celebración del Foro Económico de Davos. El mensaje a von der Leyen y a la UE será entonces: Hagan el favor de no ponernos ahora en aprietos porque aquí estamos empezando una campaña de votaciones.

En efecto, en mayo se votará en Suiza la iniciativa de limitación Enlace externopresentada por la UDC. Se trata de una propuesta que exige el final del acuerdo de libre circulación de personas con la UE. Si el pueblo la aprobara, equivaldría básicamente a una separación de Europa.

Sin embargo, lo más probable es que sea rechazada. Eso supondría un voto de confianza del pueblo suizo para una relación ordenada con la UE y un buen punto de partida (si no un restablecimiento) para un mejor diálogo con Bruselas.

El partenariado con China, a prueba

Fin del recuadro

En vista de la situación global, las relaciones con las principales potencias, como EE.UU., China o Rusia, se vuelven cada vez más importantes para Suiza. La estrategia de política exterior para la próxima legislatura tendrá en cuenta esta circunstancia.  

us-china

El objetivo es que en un mundo cada vez más conformado por una política de poder, Suiza se posicione de manera más coherente frente al exterior.

El problema que surge con este planteamiento es que, como país neutral, podría verse obligado cada vez con más frecuencia a tomar posición, por ejemplo, si se produjera una escalada en la guerra comercial entre China y EEUU.

Si Suiza tuviera que mostrar sus cartas es más probable que arriesgue el acuerdo comercial con el Reino Medio que echar a perder el que tiene con EEUU. Incluso debido solo a la presión del pueblo. Tras la publicación de documentos confidenciales sobre la persecución sistemática e internamiento de personas de la etnia uigur por parte de Pekín, en Suiza ha crecido el escepticismo hacia China.

¿Cuánta inmigración es “moderada”?

Fin del recuadro

No obstante, una cosa es cierta: la iniciativa de limitación “Por una inmigración moderada” reavivará nuevamente en Suiza un debate que durante los últimos años se había calmado bastante: el relacionado con la identidad y la diferencia, lo propio y lo foráneo, lo nacional y lo extranjero. Se trata de poner límites y fronteras. La iniciativa de la UDC no solo pretende poner fin a la libre circulación de personas, sino también que Suiza regule autónomamente la inmigración de extranjeros.

gif-begrenzung$

El Gobierno está en contra de la propuesta. Debido al desarrollo demográfico y al envejecimiento de la población, cree que en el futuro Suiza se enfrentará al problema opuesto, es decir, a la búsqueda de personas que deseen emigrar y trabajar en Suiza. El Parlamento también recomienda a la población rechazar la iniciativa de la UDC.

Más difícil para los solicitantes de asilo

Fin del recuadro

En Suiza también se aprietan los tornillos en la cuestión del asilo. El Consejo Federal quiere prohibir los viajes al extranjeroEnlace externo a los solicitantes de asilo, a las personas admitidas temporalmente y a las que necesitan protección, siempre que estos viajes no vengan exigidos por el procedimiento de asilo o de retorno. Las asociaciones de ayuda a los refugiados se oponen a este proyectoEnlace externo. Consideran que se vulneran derechos fundamentales y que supone un ataque a la libertad de movimiento. Recuerdan también que para los afectados los viajes al extranjero representan a menudo la única posibilidad de mantenerse en contacto con su familia y amigos. Se espera que el Parlamento apruebe este año la propuesta del Consejo Federal.

asylum

Y se prevé todavía otro ajuste más. En el futuro se podrán confiscar ordenadores y teléfonos móviles a los solicitantes de asilo. El Parlamento presentará un proyecto de ley que ampliará las competencias de las autoridades de inmigración en materia de investigación, principalmente cuando no se haya podido determinar la identidad de un solicitante de asilo por otros medios.  

Al mismo tiempo, se espera una nueva disminución del número de solicitudes de asilo que se presenten en Suiza. Desde el pico alcanzado en 2015, las solicitudes han ido disminuyendo año tras año. La Secretaría de Estado de las MigracionesEnlace externo ha tramitado este año 13 000 solicitudes, comparadas con las 39 000 de hace cuatro años.


Un gran debate sobre la vestimenta

Fin del recuadro

¿Se prohibirá en Suiza el uso del burka y el nicab? En 2020 el Parlamento se ocupará de la iniciativa “Sí a la prohibición del velo” y de una contrapropuesta indirecta presentada por el Consejo Federal.

La idea procede del comité Egerkinger,Enlace externo que adquirió notoriedad hace diez años con su iniciativa en contra de los minaretes. Aquella iniciativa se lanzó por temor a que, además de los cuatro minaretes ya existentes en aquel momento, se pudiera construir otros nuevos. La prohibición de construir en el futuro ese tipo de edificación fue aprobada por el 53,4% de la población.

Frau mit Niqab

In der Schweiz wird oft die Burka zitiert, obwohl sie in der Schweiz fast nicht existiert. Vielmehr geht meistens eine Niqab gemeint, wie auf diesem Bild.

(Keystone / Gian Ehrenzeller)

En 2017, este mismo comité, compuesto principalmente por miembros del conservador partido UDC, presentó su iniciativa contra el burka. No obstante, afectará solo a unas pocas decenas de mujeres en Suiza. Sin embargo, los impulsores de la iniciativa no quieren ser vistos como enemigos del islam. Y para ello argumentan que su propuesta está también dirigida a los agitadores enmascarados que actúan violentamente en las manifestaciones.

El Consejo Federal considera la propuesta demasiado radical y ha elaborado una contrapropuesta que prevé reglas más estrictas en los controles de identidad. Esto supone un retraso en el procedimiento de tramitación de la iniciativa porque el Parlamento tiene ahora que decidir sobre la contrapropuesta y es probable que no se pueda llevar esta cuestión a las urnas hasta 2021. A escala cantonal, Tesino y San Galo han prohibido ya llevar la cara cubierta en los espacios públicos.


Traducido del alemán por José M. Wolff

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes