Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Suiza-Unión Europea El año del 'brexit' podría marcar las relaciones de Suiza con la UE

Las banderas de la UE y Suiza en un lago
(© Keystone / Gaetan Bally)

En el corazón de Europa, un pequeño país se resiste desde hace décadas a adherirse a la Unión Europea, a pesar de que está prácticamente rodeado por ella. En lugar de una adhesión, Suiza ha apostado por acuerdos bilaterales. La UE presiona a Suiza para que las cuestiones institucionales se reglamenten en un acuerdo marco. Pero en Suiza hay oposición. Una experta compara la situación con la de Gran Bretaña. 

Christa Tobler es profesora de Derecho Europeo en los Institutos Europeos de las universidades de Basilea y Leiden (Países Bajos). Entre otros, es especialista en las relaciones bilaterales entre Suiza y la UE. Junto con Jacques Beglinger ha redactado un breviario sobre el acuerdo marco institucional para el gran público que se puede descargar gratuitamente en Internet.

(zvg)

swissinfo.ch: ¿Este 2020 será un año determinante para las relaciones entre Suiza y la UE?

Christa Tobler.: Desde luego va a ser un año en el que se decidirán cuestiones importantes. Entre ellas la votación prevista para mayo sobre la denominada “iniciativa de limitación”, que pretende abolir la libre circulación de personas entre Suiza y la UE.

En primavera, la Comisión Europea presentará un informe sobre la prórroga de la decisión de adecuación de la protección de datos en Suiza. Actualmente Suiza está modernizando la ley de protección de datos.

Y también queda por ver qué va a ocurrir con el acuerdo marco. Un acuerdo que pretende establecer nuevas “reglas de juego” (en un nuevo marco institucional) para algunos de los acuerdos bilaterales, actuales y futuros.

+ ¿Qué es la iniciativa para la limitación? 

+ ¿En qué punto está el acuerdo marco Suiza-UE?

swissinfo.ch: En una escala del 1 al 10 (de desacuerdo total a conformidad absoluta), ¿dónde nos encontramos hoy?

C.T.: A mi juicio, alrededor del 7, o sea, bastante bien, pero podría ser mejor. No deberíamos cometer el error de extender la disconformidad parcial en torno al acuerdo institucional a las relaciones en su conjunto. Pues, en general, estas siguen siendo buenas.

swissinfo.ch: ¿Cuál será el siguiente paso?

C.T.: Mucho dependerá del resultado de la votación sobre la “iniciativa de limitación” que quiere frenar la inmigración.

swissinfo.ch: ¿En qué sentido?

C.T.: La iniciativa pone en juego elementos clave del derecho bilateral. Si es aprobada en las urnas, Suiza no podrá seguir por la vía bilateral como hasta ahora. Si es rechazada, todos los esfuerzos se centrarán en seguir trabajando por esta vía. Además, dentro de Suiza se analizará con lupa el resultado de la votación, tanto si la iniciativa es aprobada como rechazada.

swissinfo.ch: ¿Y qué ocurrirá si Suiza rechaza el acuerdo marco?

C.T.: En este caso, según la UE, no será posible negociar nuevos acuerdos de acceso al mercado, como el previsto en el sector de la electricidad, por ejemplo. La UE ha anunciado que posiblemente ya no estará dispuesta a adecuar los acuerdos actuales a la legislación comunitaria como hasta ahora. Esto significa que acuerdos importantes perderían valor y la vía bilateral en su conjunto ya no funcionaría tan bien como ahora. De esto se resentirían, por ejemplo, las empresas que venden sus productos en el extranjero, y esto supondría a su vez una amenaza para los puestos de trabajo en Suiza.

swissinfo.ch: La UE descarta negociar nuevos acuerdos. En su opinión, ¿es una declaración definitiva o la UE – al igual que hizo con Gran Bretaña – podría estar dispuesta a hacer concesiones en cuestiones precisas?

C.T.: En el caso del Reino Unido, una parte importante de la renegociación consistió en volver al modelo que originalmente prefería la UE en lo que se refiere a la frontera entre las dos Irlandas. No hubo una concesión propiamente dicha por parte de la UE. En lo que respecta a Suiza y el acuerdo institucional, creo que la UE estaría dispuesta a algunos apéndices aclaratorios, pero probablemente no a modificar el texto del acuerdo. La razón es que la UE considera que ya ha sido condescendiente con Suiza en puntos importantes.

swissinfo.ch: ¿Hasta qué punto es realista plantearse una adhesión de Suiza a la UE?

C.T.: Desde luego no es realista en este momento. No hay una mayoría a favor de la adhesión en Suiza y para el Gobierno la adhesión a la UE no es un objetivo.

swissinfo.ch: ¿En qué se diferencia actualmente Suiza de otros países miembros de la UE?

C.T.: Suiza participa en gran medida en un componente clave del proyecto comunitario, que es el mercado único, aunque hasta ahora con algunas reglas de juego que son diferentes. Suiza colabora además en otros sectores con la UE. Pero no es miembro de la UE y, por lo tanto, no tiene voz ni voto en las decisiones internas. Muchos aspectos del proyecto comunitario no se aplican en Suiza, por ejemplo, los acuerdos que la UE concluye con otros Estados, o la moneda única, el euro. A diferencia de los Estados miembros, la posición de Suiza se asemeja más bien a la de un Estado asociado.

swissinfo.ch: ¿En qué se diferenciaría Suiza de los países miembros de la UE una vez firmado el acuerdo marco?

C.T.: En los mismos puntos. Las nuevas reglas de juego citadas no implican tanto un cambio respecto a los Estados miembros de la UE, sino respecto a los otros miembros de la Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA, Islandia, Liechtenstein, Noruega, además de Suiza) y el Espacio Económico Europeo. Con el acuerdo marco, Suiza se asemejaría más a estos países.

swissinfo.ch: Se considera que Suiza quiere tener las ventajas que supone ser miembro de la UE, pero sin perder la soberanía que supondría una adhesión. ¿Qué opina de esta estrategia?

C.T.: Es comprensible que un país quiera lo mejor para sí y al precio más bajo posible. Con el derecho bilateral, Suiza jamás podrá obtener todos los beneficios de una adhesión a la UE. Sencillamente participa en algunos sectores de actividad de la UE. El reto es reconocer que esto también tiene un precio. No es posible participar en un proyecto multilateral y seguir siendo completamente independiente.

swissinfo.ch: ¿Qué consecuencias tendría una adhesión a la UE para la democracia directa suiza?

C.T.: Formalmente ninguna. Los ciudadanos suizos podrían seguir votando, lanzar iniciativas populares y referéndums. Sin embargo, el derecho comunitario prevalece sobre el derecho nacional de los países miembros. Y las legislaciones nacionales que contradicen el derecho comunitario no se pueden aplicar y tienen que ser modificadas. Por consiguiente, los instrumentos de la democracia directa se verían afectados. Lo mismo que ocurre hoy en día en lo que se refiere al derecho internacional. Solo que el derecho comunitario es mucho más contundente en su aplicación y, además, abarca muchos más sectores.

swissinfo.ch: Después de un brexit duro, ¿el Reino Unido estará en una posición peor que Suiza?

C.T.: En mi opinión, sí. Suiza ha regulado las relaciones con sus vecinos, mientras que el Reino Unido tiene que empezar de cero.

swissinfo.ch: ¿Se convertirá Suiza en un amigo especial del Reino Unido porque, a diferencia de la UE, reguló las relaciones con ese país poco después de la votación del brexit?

C.T.: Obviamente, esto es una ventaja para Suiza y el Reino Unido. En el caso de las relaciones entre la UE y el Reino Unido había muchas más cosas que regular, en primer lugar, la salida de la UE, que está siendo complicada…

La entrevista se realizó por escrito.

NEGOCIACIONES ENTRE BERNA Y BRUSELAS Acuerdo marco Suiza-UE: ¿en qué punto está?

Tras meses de espera, algo se mueve en la compleja cuestión del acuerdo marco entre Berna y Bruselas. El Gobierno suizo pide más aclaraciones, ...


Traducción del alemán: Belén Couceiro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes