Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Suizos en el extranjero Una ley en contexto de movilidad internacional

Manifestación del nexo entre la V Suiza y el país: la visita anual de los jóvenes expatriados a la sede del Parlamento.

(Keystone)

Los suizos se desplazan cada vez más. “Cada año hay decenas de miles de personas que parten y decenas de miles que retornan”. También para facilitar esta movilidad necesitamos una ley específica”, explica a swissinfo.ch Filippo Lombardi, “padre” de la nueva ley sobre los suizos en el extranjero.

El actual presidente del Consejo de los Estados (Cámara Alta del Parlamento Federal), insiste sobre el tema desde hace años. Como resultado de su postulado de 2004, el Consejo Federal (Gobierno) reconoció oficialmente por primera vez en 2010, la necesidad de una ley para los suizos en el extranjero (LSEtr).  Y, también como seguimiento a una de su iniciativas parlamentarias, la Comisión de las Instituciones Políticas de la Cámara Alta elaboró el proyecto de texto en consulta hasta finales de agosto.

swissinfo.ch: ¿Cuál es la necesidad de una ley específica sobre los suizos en el extranjero?

Filippo Lombardi: Se trata de dar coherencia a la política de la Confederación respecto a los ciudadanos en el exterior, de reunir en un solo texto las disposiciones actualmente dispersas en una multitud de leyes, reglamentos y ordenanzas. Se trata también de proporcionar una ley claramente legible casi “pedagógica” a nuestros 715.000 ciudadanos en el extranjero.

Pero el proyecto va más lejos. Encomienda al Consejo Federal la atribución de la competencia, a un solo departamento, de todos los asuntos de los suizos en el extranjero. Eso tendrá como consecuencia responsabilizarlo, hacer del tema una prioridad y asignar a ese departamento un crédito, por un periodo de cuatro años, para todas las tareas federales relacionadas con los expatriados. Con ello será posible definir mejor el compromiso financiero de la Confederación y programarlo a mediano y largo plazo.

También es de destacar el hecho de que la LSEtr no concierne solamente a los suizos que residen permanentemente fuera del país. Incluye a todos los ciudadanos suizos que están en el extranjero, incluso si es solamente por una estancia corta, así como a las personas morales. Uno de los objetivos de esta ley es, de hecho, facilitar la movilidad internacional de los suizos y promoverla como un valor, porque se ha convertido en algo muy importante para la formación y la vida profesional, pero también para la recreación, el turismo, la cultura, etc.

La nueva ley en breve

El proyecto de Ley para los Suizos en el Extranjero (LSEtr) reúne a las disposiciones relativas a los suizos expatriados, ya sean personas físicas o morales.

Entre las novedades figura el hecho de que el Ministerio de Exteriores (DFAE) actuará como “ventanilla única” para los suizos en el extranjero, y en todos los asuntos que les conciernen.

El principio de responsabilidad individual es un punto central de la nueva ley.  Estipula que toda persona que prepara y realiza una estancia en el extranjero o que ejerce una actividad en el extranjero lo hace bajo su propia responsabilidad.  Esto implica que la protección consular no es un derecho, y que el papel del Estado es subsidiario.

En el mismo espíritu, el texto elimina el requisito para los suizos en el extranjero de registrarse ante las representaciones suizas. Sin embargo, la inscripción en el Registro de los Suizos en el Extranjero (RSE) permite una serie de beneficios, como la ayuda social de la Confederación.

En el capítulo de los derechos políticos, el texto suprime la posibilidad para los de suizos en el extranjero de decidir entre votar en su comuna de origen o en aquella de su última residencia en Suiza, a la que deberá enviar la boleta.  

Fin del recuadro

swissinfo.ch: El proyecto de ley pone un claro énfasis en la responsabilidad individual. Se tiene la impresión de que trata de ofrecer una vía de escape a la Confederación para sustraerse a su responsabilidad respecto a sus ciudadanos en el extranjero…

F. L: No, porque que con esta ley, se fortalecen los recursos disponibles y las posibilidades de apoyo y se define un marco más claro. Pedir a cada persona  asumir sus propias responsabilidades parece una posición madura y liberal. Esto es especialmente importante para la protección consular.

Cuando la Confederación debe intervenir porque las personas o las empresas suizas están en dificultades a causa de negligencia grave o porque violaron las leyes del país de acogida, es normal que la Confederación pueda solicitar el reembolso de la totalidad o parte de los costos relacionados. La posibilidad existe hoy en día, pero la base legal es muy frágil. De hecho, la protección consular se rige por los reglamentos del Ministerio de Exteriores. El hecho de insertarlas en la LSEtr le confiere una base legal sólida y clara.

El equilibrio justo

La Organización de los Suizos en el Extranjero (OSE) acoge con satisfacción el proyecto de ley. “Ya era hora de tener un fundamento legal para una política más coherente con respecto a la diáspora suiza y la movilidad internacional de los suizos”, declara a swissinfo.ch el director de la OSE, Rudolf  Wyder.

Precisa que el Consejo de los Suizos en el Extranjero, el “parlamento” de la Quinta Suiza, tomara posición  al respecto el 16 agosto en el congreso anual, a celebrarse en Davos “sobre las grandes orientaciones del proyecto y también respecto a cuestiones específicas”.

Preguntado sobre el enfoque del proyecto en cuanto a la responsabilidad individual, el director de la OSE responde que se trata de “un concepto moderno y liberal”, pero que se trata de encontrar “un equilibrio entre la responsabilidad individual y el interés del Estado para ocuparse de la Quinta Suiza”.

Fin del recuadro

swissinfo.ch: El proyecto de ley eliminaría la obligación de registrarse en la representación suiza para los suizos domiciliados en el extranjero por más de 12 meses. ¿No hay un riesgo de que se aflojen los lazos entre el país y los expatriados?

F. L.: La Comisión se preguntó si sería razonable prever en la ley una obligación cuyo incumplimiento no conllevara ninguna sanción. Prefirió otra vía: Suiza ofrece una serie de beneficios a los que se registran.  

Con este cambio, probablemente aquellos que se registren lo harán de manera  voluntaria ya que desean mantener una relación con Suiza y no porque están obligados a hacerlo. Tendremos quizá menos suizos registrados, pero serán personas que habrán elegido de manera consciente y que estarán verdaderamente interesadas en permanecer conectados con el país.

Voces críticas

Interrogados por swissinfo.ch, la mayoría de los partidos señalaron que se manifestarán sobre el proyecto LSEtr en agosto. Por ahora, solamente el PS y los Verdes se han expresado.

Los socialistas hablan de un proyecto “sin sustancia” y piden la creación de una circunscripción electoral para los suizos en el extranjero a fin de garantizar la representación de la Quinta Suiza en el Parlamento Federal.

Los ecologistas reiteran la solicitud de ofrecer a los suizos expatriados que viven en regiones fronterizas, la posibilidad de votar en el cantón vecino. Un reclamo ya formulado en una interpelación del diputado verde Antonio Hodgers, a la que el gobierno respondió negativamente.

Fin del recuadro

swissinfo.ch: Por último, este proyecto colma sus expectativas?

Entre más de 715.000 suizos registrados en el extranjero, casi 150.000 también están inscritos en los padrones electorales. Pero muchos tienen grandes dificultades debido a los retrasos postales. El material de votación llega a veces demasiado tarde.

Esperamos poder introducir el voto electrónico para todos los suizos en el extranjero de aquí al 2015. Será posible para una gran parte de ellos, pero para la votación electrónica realmente generalizada, temo que habrá que esperar a las elecciones federales de 2019. La Confederación no puede ordenar a los cantones - competentes en la materia - introducir la votación electrónica para beneficiar a sus ciudadanos en el exterior.

swissinfo.ch: El Partido Socialista ratifica el reclamo de una circunscripción electoral para los suizos en el extranjero. ¿Qué pasa con esa idea?

 FL: Por el momento, quedó de lado porque la iniciativa parlamentaria de Carlo Sommaruga, quien propuso la creación de un cantón 27, desafortunadamente no ha encontrado eco en el Consejo de los Estados. Hablaremos probablemente dentro de unos años, pero ahora parece prematuro. Personalmente, me habría gustado, como etapa intermediaria, que pasáramos por lo menos a la elección directa del Consejo de Suizos en el extranjero por parte de los electores  registrados. Sin embargo, la Comisión decidió no “estatizar” ese órgano, lo que habría ocurrido si la ley hubiera establecido tal procedimiento.  Se discute ...

Por ahora, de todos modos, estamos en el inicio de la consulta, que es precisamente para tomar la temperatura, para ver cuál es la reacción de los cantones, los partidos y las organizaciones interesadas. Tienen hasta el 31 de agosto para tomar una posición, y si bien algunos aspectos del proyecto plantean fuertes objeciones, la Comisión seguramente va a reexaminarlas.  


Traducción, Marcela Águila Rubín, swissinfo.ch

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Sus preguntas inspiran nuestros artículos

Sus preguntas inspiran nuestros artículos

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes