Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Suizos en España


"El voto de los suizos del exterior no es desdeñable"


Por Belén Couceiro, Madrid


Los presidentes de las asociaciones helvéticas en la Península Ibérica, reunidos en Madrid, eligieron a sus nuevos delegados al Consejo de los Suizos en el Extranjero, el Parlamento de la denominada Quinta Suiza.

La conferencia celebrada en el Club Suizo contó con la presencia del embajador helvético en España y del presidente de la Organización de los Suizos en el Extranjero, Jacques-Simon Eggly, entre otros invitados.

Después de Francia, Alemania, Italia y Gran Bretaña, la colonia helvética en España es una de las más numerosas en Europa. A fines de 2008 sumaba 23.622 personas, según el Ministerio de Asuntos Exteriores, y la mayoría ejerce sus derechos políticos en las elecciones y votaciones federales.

Un voto no desdeñable

De los 676.176 suizos que residen hoy fuera del país 124.599 están inscritos en el censo electoral, lo que equivale al 24%. "Su voto no es desdeñable", destacó Jacques-Simon Eggly, presidente de la Organización de los Suizos en el Extranjero (OSE), y como ejemplo citó las votaciones del pasado 17 de mayo.

La introducción del pasaporte biométrico superó la prueba de las urnas (50,1% votos a favor frente a 49,9% en contra) por un escaso margen de 5.504 votos – uno de los resultados más justos que se recuerdan en la democracia directa helvética. "El voto de la Quinta Suiza fue determinante, porque la mayoría votó 'sí'. Esto demuestra que no podemos descuidar el voto de los residentes ausentes", dijo. "La mejor inversión para Suiza son los suizos que viven en el exterior".

Una de las prioridades de la OSE es facilitar e incrementar la participación de la Quinta Suiza en la política nacional, por ejemplo mediante la creación de una circunscripción electoral exterior como conocen Francia e Italia. Una iniciativa en ese sentido, presentada por el diputado socialista Carlo Sommaruga, obtuvo el respaldo del Consejo Nacional, pero fracasó en la cámara alta.

La OSE quiere que el voto electrónico sea efectivo para las próximas elecciones legislativas federales, previstas para 2011. Jacques-Simon Eggly estima poco probable que se logre cumplir ese objetivo de aquí a esa fecha, pero confía en que otros cantones sigan el ejemplo de Ginebra que adoptó ese modelo en febrero pasado.

Además, "necesitamos una ley que establezca las bases y sirva de marco para la política de la Quinta Suiza", un proyecto que -según el presidente de la OSE- cuenta con el respaldo de la ministra de Asuntos Exteriores, Micheline Calmy-Rey.

Dos perfiles diferentes

En España hay cerca de veinte asociaciones suizas, entre ellas el Club Suizo de Madrid, que acogió este año la Conferencia Ibérica de Presidentes. Se fundó en 1901 en la calle Hermosilla de la capital española. A principios de los años 1970 adquirió una parcela de 25.000 m2 en Alcobendas (a 14 km al norte de Madrid), donde comparte jardines e instalaciones deportivas (piscina, club de pádel, etc.) con el Colegio Suizo.

Si en 1973 el Club Suizo contaba con 700 miembros (de los cuales el 85% eran suizos y el resto empresas), hoy su número se ha reducido a 280. "El 50% son suizos y la mitad de ellos supera los 60 años", señala su presidente, Heinz Dürst, afincado en España desde 1958. "Hace cien años había una necesidad de disponer de un lugar de encuentro. Hoy las comunicaciones son más fáciles y un vuelo a Suiza sale más barato que pagar la cuota del club. Ese es el gran problema que tenemos".

"Muchos jóvenes confiesan que no les compensa afrontar el tráfico denso de Madrid, perder una o dos horas para venir aquí, cuando tienen una piscina a la vuelta de su casa", explica.

El perfil de los suizos que residen en Madrid o Barcelona es muy diferente del de sus compatriotas, en su mayoría miembros de la tercera edad, que han elegido el buen clima de la costa mediterránea para disfrutar una merecida jubilación. "Los suizos que trabajan aquí (Madrid) están perfectamente integrados en la sociedad española. De hecho, en el Club tenemos el español como idioma oficial".

Relevo generacional

La escasa presencia de jóvenes en la vida asociativa preocupa. "Este año hemos tenido la suerte de tener más candidatos y, sobre todo, candidatos nuevos" al Consejo de los Suizos en el Extranjero, afirma Heinz Dürst. Jacques-Simon Eggly se alegra de que dos de los cuatro delegados al máximo órgano de la OSE –el Parlamento de la Quinta Suiza- elegidos en Madrid, pertenezcan a la nueva generación.

Adrian Beer y Audrey Ruchet fueron los candidatos que más votos sumaron. El primero nació en Madrid, es empresario e hijo de suizos, tiene 43 años, cursó estudios universitarios en San Gall y habla perfectamente suizo alemán. Audrey Ruchet, de 24 años y nacida en París, es hija de un suizo de Ollon (cantón Vaud) y una francesa. Acaba de concluir un Master en Comunicación en Barcelona, ciudad donde reside desde hace un año y trabaja en una multinacional activa en el campo de las energías renovables.

"La Asociación Suiza de Barcelona está al lado de la Escuela Suiza (en el centro de la ciudad). Tenemos que aprovechar esa proximidad para integrar más a los jóvenes en la vida del club", por ejemplo mediante actividades conjuntas o "nuevos canales de comunicación como un blog".

El objetivo es "hacerles ver que muchas decisiones políticas -por ejemplo la introducción del pasaporte biométrico- les afectan directamente y que ellos pueden participar en esas decisiones y en la evolución del país".

En los últimos meses Suiza ha sido objeto de críticas, lo cual no parece haber repercutido en la percepción que se tiene en España del país alpino. "Al español medio no le preocupa demasiado la posición de Suiza en determinados temas", sostiene Heinz Dürst.

Y es que un partido entre Federer y Nadal acapara más atención que un titular sobre el secreto bancario suizo. "Por supuesto, y si es fútbol, mejor todavía", concluye el presidente del Club Suizo de Madrid.

Quinta Suiza

La colonia suiza en el extranjero suma 676.176 personas, de las cuales la mayoría vive en países de la Unión Europea.

Las comunidades más numerosas están en Francia (176.723), Alemania (75.008), Estados Unidos (73.978), Italia (48.147) y Gran Bretaña (28.438).

En España hay 23.622 inscritos en los consulados y una veintena de asociaciones o clubes helvéticos.

Consejo Suizo de los Suizos en el Extranjero

El CSE es el órgano supremo (Parlamento) de la Organización de los Suizos en el Extranjero (OSE). Defiende los intereses de todos los suizos expatriados y es el interlocutor reconocido ante las autoridades helvéticas.

El CSE se reúne dos veces por año –en primavera y verano – en Suiza para discutir los temas políticos que atañen a la Quinta Suiza y dar a conocer la posición de los compatriotas que residen fuera del país.

El CSE está integrado por 130 representantes de las colonias suizas en todo el mundo y 40 miembros residentes en la Confederación.

La colonia helvética en España cuenta con cuatro delegados en el CSE. Los cuatro representantes elegidos en Madrid son:

Adrian Beer (Club Suizo Madrid), Audrey Ruchet (Sociedad Suiza Barcelona), Rita Strassmann (Club Suizo Costa Blanca) y André Bolliger (Club Suizo Madrid).

La próxima sesión del CSE se celebrará en el marco del 87º Congreso de los Suizos en el Extranjero, que se desarrollará del 7 al 9 de agosto en Lucerna.

swissinfo.ch



Enlaces

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×