Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

5º Objetivo del Milenio Tener un hijo en Madagascar

Cada día, diez mujeres mueren en Madagascar a causa de complicaciones durante el embarazo o el parto. Pese a la alta tasa de mortalidad materna, la población se duplicará en los próximos 20 años. Pero los recursos naturales en la isla no crecerán al mismo ritmo.

Los donantes internacionales salieron del país tras el golpe de 2009. Los servicios de salud y educación se han resentido. Organizaciones como el Fondo de Naciones Unidas para la Población (UNFPA) han aunado esfuerzos para responder a las necesidades urgentes en los ámbitos de la salud sexual, reproductiva y materna.

Hoy, tres cuartas partes de la población viven con menos de 1 dólar al día. Las mujeres siguen siendo las que cargan con el peso de la crisis política. Atención sanitaria inadecuada o cara, acceso limitado a la contracepción, incentivos culturales para que las jóvenes se queden embarazadas, un mercado laboral inexistente, escasez de transporte y falta de infraestructura: Son solo algunos de los desafíos que afrontan las mujeres de Madagascar.

Parece imposible que la isla situada en el Océano Índico logre alcanzar el quinto Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM): Mejorar la salud materna, que consiste en reducir la mortalidad materna en un 75% entre 1990 y 2015 y garantizar el acceso universal a la salud reproductiva en 2015.

La tasa de mortalidad materna en el mundo ha caído un 45% entre 1990 y 2013, de 380 a 210 por cada 100.000 recién nacidos vivos. Aun así, estas cifras están muy lejos de la meta fijada en los ODM que quiere reducirla un 75% de aquí a 2015.

Solamente en el año 2013, se estima que 289.000 mujeres fallecieron durante el embarazo, el parto o en los 42 días posteriores al alumbramiento por causas derivadas –o agravadas por– el embarazo o el control del mismo.

El África subsahariana tiene la tasa de mortalidad materna más alta del mundo en desarrollo, con 510 casos por cada 100.000 recién nacidos vivos. Le siguen el sur de Asia, Oceanía y el Caribe –cada región con 190 casos por 100.000 niños nacidos vivos- y el sureste asiático.

En 2010 se registraron en Madagascar 498 muertes por cada 100.000 nacimientos vivos. En 1997, fueron 488.

(Fotos: Dominic Nahr / Magnum Photos)

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes