AFP internacional

Bijan Zanganeh, ministro de Petróleo iraní, durante una conferencia conjunta en Teherán con el director de prospección y producción en Oriente Medio de Total, el 8 de noviembre de 2016

(afp_tickers)

El grupo petrolero francés Total firmó este martes un acuerdo para la explotación de un importante yacimiento de gas en su territorio, convirtiéndose en la primera gran empresa occidental del sector en volver al país tras el fin de las sanciones internacionales en enero.

El acuerdo preliminar, firmado en Teherán, concierne al desarrollo y explotación de la fase 11 del yacimiento de gas Pars Sur, con una inversión de 4.800 millones de dólares, incluyendo un primer tramo de 2.000 millones, según el comunicado del ministerio de Petróleo iraní.

El ministro, Bijan Zanganeh, asistió a la ceremonia de la firma y dio las gracias al grupo francés porque "siempre ha sido pionero" y por haber "aceptado venir a Irán en condiciones difíciles" en el pasado.

Total poseerá el 50,1% de las participaciones del consorcio que explotará el yacimiento, seguido del grupo China National Petroleum Corporation (CNPC), con el 30%, y del iraní Petropars (19,9%), según Gholamreza Manouchehri, vicepresidente de la Compañía Nacional Iraní de Petróleo (NIOC).

El acuerdo definitivo será sellado a principios de 2017 y la producción empezará 40 meses después.

Está previsto que el desarrollo y explotación del yacimiento se prolongue hasta los 20 años y que las inversiones se rentabilicen a los 10.

Cerca del 70% de los equipamientos utilizados para el desarrollo y explotación de la fase 11 de Pars Sur se fabricarán en la república islámica, según Zanganeh.

Pars Sur, de propiedad compartida entre Irán y Catar, es el mayor yacimiento de gas natural del mundo.

- "Importante reconocimiento" -

"Total se siente honrado de haber sido seleccionado por la NIOC. Se trata de un importante reconocimiento a nuestra capacidad técnica y de una larga cooperación que nuestro grupo ha establecido con Irán desde hace años", declaró Patrick Pouyanné, presidente de Total, en un comunicado publicado en París.

En 2004, Total cerró un acuerdo inicial con Irán para el desarrollo de esta fase y para la construcción de un centro de gas natural licuado para tratar la producción. Dicho acuerdo no fue ejecutado finalmente.

"Los iraníes nos pidieron retomar [la fase 11] en el marco de un nuevo contrato con condiciones diferentes a las de principios de la década pasada. Es un contrato de mejor calidad porque es a 20 años y porque lograremos producir el equivalente a 18.000 millones de metros cúbicos por año, lo cual se traduce en una producción enorme", precisó más tarde Pouyanné en una conferencia telefónica.

Irán dispone del segundo conjunto de reservas de gas más grande del mundo, después de Rusia.

En julio de 2015, Irán cerró un acuerdo histórico con las grandes potencias mundiales en relación a su programa nuclear, permitiendo levantar en enero una parte de las sanciones internacionales contra Teherán.

afp_tickers

 AFP internacional